Martes, 23 de julio de 2019

Las Diputaciones, último refugio del PP de Castilla y León

Tal como pinta el panorama, en la traumática perspectiva de que el centenar de apesebrados altos cargos puedan verse desalojados de la Junta, no son pocos los que en el seno del PP han depositado su última esperanza en conseguir cacho en las Diputaciones, ya sea formando parte de las mismas, si es que se han enrolado en alguna lista municipal, ya sea en busca de algún puesto eventual de libre designación en las instituciones provinciales.

El PP había decidido en esta ocasión no hacer públicos quienes serían sus candidatos a presidir las Diputaciones, pero poco a poco las circunstancias le han ido obligando a ir adelantando nombres. El presidente autonómico del partido, Alfonso Fernández Mañueco, sorprendió a propios y extraños cuando en plena campaña electoral, y en presencia de Pablo Casado, animó (?) al presidente provincial del PP de Valladolid, Jesús JulioCarnero, a que diera un paso al frente hacia su reelección como titular de la Diputación. Y Carnero lo dio al situarse finalmente en el número tres de la candidatura municipal al ayuntamiento de la capital, si bien ello no ha despejado todas las dudas sobre la candidatura del PP a la presidencia de la Diputación vallisoletana.

En el entorno del actual presidente no las tienen todas consigo, ya que no se fían de que el número 5 de la lista, Borja GarcíaCarbajal, impuesto desde la calle Génova, no sea a su vez el tapado de Casado para presidir la Diputación (siempre, claro está, que la presidencia de la misma siga recayendo en el PP, lo cual ya es mucho aventurar). Por si fuera poco, Génova podría estar jugando con un segundo tapado, que no sería otro que el alcalde de Simancas, el abulense Alberto Plaza, amigo personal de Casado y yerno del hasta ahora eurodiputado Agustín Díaz de Mera.

Contraviniendo la norma que el propio PP se había dado, Fernández Mañueco, ha proclamado días atrás por su cuenta al presidente del partido en Zamora, José María Barrios, como candidato a la presidencia de la Diputación. SeguramenteMañueco se ha visto impelido a hacerlo después del batacazo sufrido por Barrios en las pasadas elecciones generales, en las que fue el único de los tres candidatos del PP al Senado que se quedó sin escaño en la Cámara Alta.

Martín Pozo, presidenta damnificada.- Le da la impresión a “El topillo” que el anuncio realizado por Mañueco no le tiene que haber sentado nada bien a la actual presidenta de la Diputación,Mayte Martín Pozo, a la sazón candidata a la alcaldía de la capital después de la espantada protagonizada por la anterior aspirante,Clara San Damián, tan ricamente reelegida senadora. La proclamación de Barrios deja a Martín Pozo sin la opción de aferrarse a la presidencia de la Diputación en el caso -nada improbable- de que fracase en el intento de conquistar la alcaldía.

A todo esto en Salamanca el que se ha autoproclamado candidato a la reelección es el actual presidente de la Diputación, Javier Iglesias, a la sazón presidente provincial del partido, quien en las pasadas elecciones generales se cayó de la lista del Senado, donde ha ocupado escaño durante la pasada legislatura. Ya veremos que pasa con esa autoproclamación si es que el PP consigue conservar la presidencia de la Diputación salmantina.

En otras provincias, como Ávila, León, Palencia y Burgos, se da por hecho que los actuales presidentes de la Diputación, todos los cuales lo son a la vez del partido, aspiran a repetir en el cargo. Caso aparte es el de la Diputación de Segovia, cuya presidencia deja vacante el secretario autonómico del PP y teórico número dos de Mañueco, Francisco Vázquez. Aquí hace años que se mantiene una soterrada lucha por suceder a Vázquez entre el secretario provincial del partido y vicepresidente de la Diputación,Miguel Ángel de Vicente, y el portavoz del grupo popular, José Luis Sanz Merino. Este último no levanta cabeza, ya que, después de haber sido el candidato a la alcaldía de la capital fulminado en el último momento por Casado, ha sido en las pasadas generales el único candidato del PP al Senado que no ha conseguido el escaño destinado a compensarle. ¡A ver si va a ser otro gafe de esos que andas sueltos e el PP de Castilla y León…!