Sábado, 24 de agosto de 2019
Ciudad Rodrigo al día

La Virgen de Fátima reina entre las velas con la novedosa compañía de mayordomas y políticos

Hacia unos cuantos años que la procesión no contaba con mayordomas, una tradición que parece que se va a asentar

Si durante el tramo matinal de la jornada dominical San Isidro Labrador procesionó por las calles del barrio de El Puente, por la noche fue turno para que lo hiciese por el barrio del Valle de San Martín entre las velas la Virgen de Fátima, como hace cada año en la víspera de la aparición en el calendario de su festividad.

Como todos los años, más aún si hace buena noche como era el caso, la procesión congregó a un amplísimo número de fieles, muchas de ellas mujeres, pero con una asistencia creciente de hombres, entre los que hubo una pequeña representación del Seminario Diocesano San Cayetano, que es un fijo de esta celebración. La procesión de este año tuvo una doble novedad.

Por un lado, la recuperación de la figura de las mayordomas. Tras unos cuantos años sin contar con ellas, como recordaba el párroco Vidal Rodríguez Encinas, este año dos mujeres, Manoli y Goyi, se ofrecieron a ello, portando las varas en la procesión y posteriormente participando en el reparto del convite. Una vez recuperada la tradición, parece que va a tener continuidad, ya que ya hay mujeres que se han ofrecido para ser mayordomas el año que viene.

Por otro lado, la procesión de la noche del domingo contó, justamente en plena campaña electoral, con la novedosa presencia de políticos. Concretamente, asistieron los concejales del PP Beatriz Jorge Carpio y Ramón Sastre, que desfilaron portando velas detrás de la imagen de la Virgen, que como siempre fue portada por las mujeres que quisieron.

 

Escoltados por la Policía Local, que además había repartido conos para delimitar las zonas de tránsito, la comitiva fue rezando el Rosario –se comenzó a rezar en el interior de la Iglesia de Fátima- mientras iba recorriendo las calles San Martín, Independencia y Bailén para bajar hasta la vía de servicio de la Avenida de Portugal, donde la imagen de la Virgen fue colocada sobre una mesa.  Una vez allí, se rezó un Padrenuestro y se cantó la Salve antes de proceder a depositar todos los asistentes a los pies de la Virgen las flores que previamente les habían repartido.

Tras una canción más, la imagen fue devuelta al templo, donde se dio por finalizada la parte litúrgica de la velada. Según iban saliendo todos los asistentes (algunos de los cuales se quedaron a hacerse fotos con la Virgen), pudieron ir recogiendo un vaso de rico chocolate caliente con bizcochos y bollo, que se pudo degustar tranquilamente en la calle antes de ir poco a poco retirándose a sus casas.

Este lunes, día en que aparece la festividad de la Virgen de Fátima en el calendario, la Parroquia también tendrá actividades especiales: a las 19.30 horas, se rezará el Santo Rosario, seguido a las 20.00 horas de una misa solemne de celebración.