Domingo, 15 de septiembre de 2019
Las Arribes al día

Técnicos del Itacyl califican a la variedad Tinto Jeromo como el “nuevo tesoro” de Arribes

Enrique Barajas Tola habló sobre la ‘Recuperación de variedades minoritarias de vid de Castilla y León’, y José Antonio Rubio Cano lo hizo sobre las ‘Variedades minoritarias en Arribes del Duero

Enrique Barajas Tola y José Antonio Rubio Cano ofrecieron os interesantes ponencias / CORRAL

Productores de vid de la zona de Arribes asistían este jueves en Villarino a una charla sobre las variedades minoritarias. Tras la presentación a cargo del alcalde de la localidad, Julián Martín, intervendría Enrique Barajas Tola, que hablaría sobre la ‘Recuperación de variedades minoritarias de vid de Castilla y León’.

Como señaló Barajas, actualmente en Castilla y León están registradas y autorizadas 47 variedades, lo que duplica el número de las existentes hace 17 años. Además, explicó cómo la recuperación de variedades minoritarias tiene como fines aspectos científicos, técnicos, legislativos y comerciales, estos últimos por la diferenciación y tipicidad que pueden aportar a la zona. Asimismo, resumió la trayectoria de la recuperación, desde la localización de la variedad a su caracterización y su selección clonal, pasando por su identificación y la conservación.

Puesta en Cruz, Gajo Arroba, Tinto Jeromo, Bastardillo Serrano, Verdejo colorado, Malvasía Castellana, variedades autóctonas de Arribes con Gajo Arroba, Bruñal y Juan García tienen la mayoría sus sinónimos del otro lado del Duero, según los estudios de identificación realizados. Así, Barajas explicó que la Mandón tiene su sinónimo como Garro en Catalaluña, Tinta Jeromo es variedad única, Bastardillo serrano es igual a una variedad francesa, Bruñal también tiene su ‘reflejo’ en Portugal, Gajo Arroba se conoce como Escornifesto en Portugal y Puesta en Cruz es la misma que la Radigato en Portugal.

Entre los retos pendientes de este estudio iniciado en 2003, y que ha tenido como resultado el registro de 27 variedades en Castilla y León, Barajas señaló los estudios sobre la adaptabilidad de varias de estas especies en otras zonas. A este respecto destacó cómo el Bruñal o el Rufete blanco no alcanza la maduración óptima en la finca de Zamadueñas en Valladolid. También como reto se encuentran los aspectos sanitarios de estas variedades, donde se estudia la localización de un gen resistente a la Yesca, la filoxera del silo XXI, para su aplicación al resto.

La segunda parte de la charla corrió a cargo de José Antonio Rubio Cano, quien habló de las ‘Variedades minoritarias en Arribes del Duero’, centrándose especialmente en la viña experimental de Las Bozas situada en Villarino de los Aires desde 2005, media hectárea de viñedos orientados al sur y a los que se les incorporó riego.

En esta viña experimental se estudian la mayoría de las variedades citadas por Barajas. Sobre las nuevas incorporaciones, Rubio calificó a la Tinto Jeromo, registrada en 2016, como el “nuevo tesoro” de Arribes por sus propiedades organolépticas y otras características que la hacen idónea para vinos monovarietales. A este respecto destacó su madurez tardía, su alta productividad, su rusticidad y la posibilidad de envejecimiento, de acidez elevada y que tiene como resultado vinos muy frescos.

Asimismo, José Antonio Rubio explicó las características de cada una de las variedades más destacadas de Arribes:

Puesta en Cruz: variedad de uva blanca, racimo alargado y cónico. Acidez intensa, aromas frutales, y posibilidad de envejecimiento. Variedad bastante productiva y muy interesante.

Bruñal: muy buenas cualidades, racimo pequeño, ollejo grueso, mineralidad marcada y posibilidades crianza largas. Bastante potente. Sería óptimo su expansión en Arribes. Se está haciendo vino de Bruñal en otras zonas. Mucho color, buena estructura.

Gajo arroba: brotación y maduración tardía. Bastante productiva. Aromas complejos, rústica, lo que la hace interesante.

Mandón: madurez tardía, complejidad aromática, muy productiva, posibilidad de ensamblaje con otras variedades. Racimo mediano-grande.

Bastadillo chico: origen en la zona norte de la Península, variedad atlántica, por lo que su madurez es temprana en esta zona. Frescura, hollejo fino, elegante y cogida en el punto resulta excelente. Problema la sobremaduración. Justa de producción.

Al final de sendas conferencias el público asistente pudo intervenir con preguntas a los técnicos del Itacyl, momento que daría paso a un vino español para todos los asistentes.   

  • El alcalde de Villarino, Julián Martín (i), junto a los ponentes de la jornada
  • Enrique Barajas Tola
  • José Antonio Rubio Cano