Martes, 23 de julio de 2019

Europa, hoy. Elecciones al Parlamento europeo

A finales de este mes celebraremos los españoles una triple elección para elegir a nuestros representantes en los Ayuntamientos, las Comunidades Autónomas y el Parlamento europeo.
Lamentablemente, los ciudadanos van a privilegiar las propuestas políticas para los Ayuntamientos y la Comunidad Autónoma en detrimento de las elecciones europeas.
En la vida de cada persona tan importantes son las decisiones que se tomen a nivel local o regional como las decisiones que se lleven a cabo en Bruselas o en el propio Parlamento europeo, aunque la mayoría de la población no lo vea así.
Tradicionalmente, los ciudadanos de la Unión Europea han dado la espalda a estas elecciones por razones que tienen que ver no solo con el desconocimiento del importante papel de las Instituciones europeas en nuestra vida diaria, sino también por el nacionalismo que nos invade. 
Somos ciudadanos europeos al mismo tiempo que ciudadanos españoles e integramos una Confederación de Estados, la Unión Europea, a la que hemos traspasado parte de nuestra soberanía económica y política.
Ser miembro de la Unión Europea significa comprometerse activamente en una organización que da estabilidad y fuerza económica y política a los distintos países europeos que si estuvieran solos quedarían a merced de las ambiciones de los poderosos del mundo, Estados Unidos, China, Japón, Rusia, etc.
La Unión Europea no es solo un conjunto de Instituciones con el único Parlamento elegido por sufragio universal que representa a 500 millones de personas, es también un sistema de valores que hace hincapié en la democracia como sistema político, en la igualdad política y social de todos los ciudadanos sin distinción de lengua, raza, religión o sexo, en la defensa de las libertades individuales, expresión, reunión o manifestación pero también de las libertades colectivas, la defensa de las minorías o la equiparación de hombres y mujeres a nivel público y privado con políticas que fomenten una sociedad de hombres y mujeres libres e iguales. 
Europa impulsa la reducción de las desigualdades sociales entre los Distintos Estados y Regiones de Europa, por eso la Unión Europea ayuda y apoya todos los proyectos nacionales para reducir las desigualdades, vía mejores infraestructuras (carreteras, ferrocarriles, etc), apoyo a la agricultura y a los campesinos(Política Agraria Común), defensa del Medio Ambiente o unificación de las redes de comunicación europeas con el mismo precio en las llamadas telefónicas o impulso de las redes de fibra óptica en toda Europa. 
Nuestra política económica, medioambiental o social se aprueba en la Unión Europea por eso nuestra vida diaria está íntimamente condicionada con lo que sucede en Bruselas, en Frankfurt (Banco Central Europeo) o en el parlamento europeo en Estrasburgo. 
De aquí que sea extremadamente importante que nos vinculemos mucho más con la elección al Parlamento 2019 porque nuestro futuro depende de él. 
Si queremos una Europa más Social y más Democrática que juegue un mayor papel en el mundo defendiendo nuestros intereses como ciudadanos europeos, necesitamos implicarnos en las próximas elecciones para que nuestros representantes puedan hacer oir su voz en defensa de unos valores democráticos  y sociales hoy en día atacados por el extremismo de la Derecha Radical y el nacionalismo rancio de los Salvini italianos, Los Orban, húngaros, los Le Pen, franceses o los Abascal, españoles, que solo sirven los intereses de aquellos políticos e ideólogos de Estados Unidos y otros países que pretenden destruir desde dentro lo que ha costado tantos esfuerzos, la Unión Europea.