Jueves, 23 de mayo de 2019

Obtener créditos sin nómina ni aval

Si quieres conseguir dinero rápido al instante, puedes probar con este recurso, especialmente interesante para gastos inesperados puntuales

Un crédito rápido es un recurso económico que nos puede ayudar a llegar a fin de mes, a hacer frente a una deuda acumulada, o a afrontar un pago que no teníamos previsto. Son una buena alternativa a la financiación bancaria debido a que se exigen menos requisitos, son más rápidos y las condiciones suelen ser bastante interesantes.

Pero esto no quiere decir que nos los vayan a conceder sin más, ya que habrá que cumplir unos requisitos mínimos, y es posible que se nos solicite una nómina, un aval o alguna otra garantía.

¿Pero existen los créditos sin nómina ni aval? Si, y hay entidades como Twinero que nos los pueden conceder.

Si te interesa saber cómo se puede solicitar este tipo de microcréditos, tan solo sigue leyendo.

Características de los créditos rápidos sin nómina

Cuando acudimos a pedir un crédito a una empresa de préstamos rápidos, la entidad debe  asegurarse de que vamos a ser capaz de devolverlo. Es por ello por lo que se nos suele pedir una nómina, ya que es la forma más fácil de saber si el usuario está percibiendo algún tipo de ingreso regular.

Pero, afortunadamente, no siempre tendremos que disponer de una nómina para obtener este tipo de financiación, en algunas ocasiones bastará con contar con una pensión, una ayuda, subvención o cualquier otro ingreso regular.

Si se tiene alguna duda sobre si la cantidad que se está percibiendo podría servir, simplemente, se podrá realizar la solicitud por internet y esperar unos minutos a obtener una respuesta. La mayoría de entidades online te indican si el crédito es viable en tan solo unos minutos. En definitiva lo que buscan los prestamistas es saber que vamos a poder devolver el dinero a tiempo, ni más ni menos y harán todo lo posible para agilizar el proceso.

El aval es otro recurso que, en ocasiones, puede sustituir la nómina u otros requisitos para financiación. Hace referencia a un tercero que se encargaría del pago de la deuda, en  caso de que el deudor principal no pueda hacer frente a la misma. Por suerte se pueden obtener micrócréditos rápidos sin aval, aunque éstos se exijan en algunas entidades bancarias según las características del cliente y del préstamo que se desee conceder.

Otros requisitos para pedir créditos rápidos sin nómina ni aval

Además de tener ingresos regulares para pedir créditos rápidos sin nómina existen otros criterios que se suelen sopesar:

Edad: La edad mínima para acceder a este tipo de financiación es de 18 años aunque algunas entidades solicitan que se tengan 21 años.

Identificación: Se solicitará un documento de identificación para acreditar el usuario, que puede ser tanto el NIE como el NIF.

Forma de contacto: Se te pedirá que indiques un número de teléfono y/o una dirección de correo electrónico. Estos datos se usarán para informarte de cómo va tu solicitud, además de para comunicarse contigo si se produce algún tipo de problema.

Nº de cuenta bancaria: El número de cuenta bancaria ayuda a verificar también la identidad del usuario, además de servir para que la entidad pueda encargarse del ingreso del dinero (en el caso de que todo vaya bien).

Es importante ser titular o cotitular de la cuenta bancaria y que ésta sea nuestra cuenta principal, en la que obtenemos nuestros ingresos regulares, para obtener estos créditos sin nómina ni aval.

Si quieres conseguir dinero rápido al instante, puedes probar con este recurso, especialmente interesante para gastos inesperados puntuales.