Domingo, 25 de agosto de 2019
Ciudad Rodrigo al día

Dos cabestros alargan otro limpio encierro en Gallegos que congregó a muchos más caballistas

La buena meteorología ha hecho que la asistencia a la localidad sea masiva en todo momento

Encierro de la mañana del domingo | Fotos Adrián Martín

Gallegos de Argañán está en plena recta final de sus fiestas de la Romería en honor al Santísimo Cristo de la Exaltación, que desde el pasado miércoles han llevado a la localidad a miles de personas, especialmente durante el fin de semana, en el que la meteorología ha sido espectacular, luciendo de forma continua el sol acompañado de altas temperaturas.

La galería de imágenes que acompaña esta información comienza en la capea de la tarde del sábado, que reunió a jóvenes de toda la comarca, que estaban ya ansiosos de poder iniciar la temporada taurina tras un larguísimo invierno donde solo han tenido el aperitivo del Carnaval del Toro. La capea estuvo muy animada, divirtiéndose bastante el público con el juego que dieron los novillos y vaquillas que la protagonizaron, que a continuación fueron soltados en un desencierro.

Como era previsible, Gallegos de Argañán fue en la noche sabatina el gran punto festivo de este fin de semana en la comarca, reuniéndose jóvenes de múltiples localidades. A unos cuantos de ellos la música de la Orquesta Malibú (que protagonizó la verbena sabatina en La Panera) se les hizo ‘corta’, y llegaron a ver amanecer.

 

Pese a que las Elecciones tienen ocupadas a las Fuerzas de Seguridad, Gallegos ha decidido apostar por realizar este domingo una jornada festiva ‘normal’, comenzando a media mañana con el segundo encierro a caballo del programa, que siguió los parámetros de la cita del sábado. En este sentido, los caballistas llevaron perfectamente arropada a la manada al núcleo urbano, excepto a dos cabestros que se quedaron en el campo.

En lo que se refiere a esa manada principal, bajó muy rápido hacia Gallegos, y de nuevo sin incidentes de relevancia. Una vez encerrada, los caballistas volvieron al campo en busca de esos dos cabestros que se habían despistado. En cualquier caso, el evento volvió a ser muy rápido, pudiendo las miles de personas congregadas irse rápidamente a tomar algo con lo que aliviar las altas temperaturas de la mañana dominical.

A la hora de publicarse esta información, las fiestas están en plena recta final, con los últimos eventos taurinos: una clase práctica de los alumnos de la Escuela de Tauromaquia, y una capea a la que seguirá el desencierro con el que se rematará el programa festivo por este año.

  • Capea de la tarde del sábado en Gallegos | Fotos Pablo Holgado