Miércoles, 12 de agosto de 2020

Un Mesías y el Amor apareció delante (Oración poética en San Juan de Barbalos)

Alfredo Pérez Alencart – Fotografía de Alejandro López / SALAMANCA AL DÍA

El pasado 11 de abril y durante la Oración poética celebrada en San Juan Barbalos, leí este poema que forma parte de mi librito ‘Hasta que el vuelva’ (Hebel, Santiago de Chile, 2014), editado por mi amigo-hermano Luis Cruz-Villalobos, también poeta y ministro presbiteriano. El poema está dedicado al escritor y misionero Juan Antonio Monroy, referencia en el mundo evangélico español. San Juan de Barbalos es una iglesia románica fundada en Salamanca el año de 1150. El acto, coordinado por el poeta José Amador Martín, director de la revista cultural ‘Crear en Salamanca’ congregó a trece poetas y rapsodas con versos en torno a Cristo.

Aquí el listado de los participantes: Francisco Javier Sánchez, Soledad Sánchez Mulas, Elena Díaz, Benito González, Carmen Prada, Alfredo Pérez Alencart, Leonor Martín Merchán, José María S. Terrones, María Ángeles, Gutiérrez Tábara, Verónica Amat, Arantxa Agudo, Marian de Vicente y José Amador Martín. El folclorista José Ramón Cid tuvo tres intervenciones musicales. (A. P. A.)

 

UN MESÍAS Y EL AMOR APARECIÓ DELANTE

Hemos hallado al Mesías,

que quiere decir el Cristo.

Jn. 1, 41

Se nos desvanecerá la muerte

porque al verla

Tú le harás olvidar su cumpleaños

y esos disfraces

que mansamente retira nuestra

historia;

 

oh Galileo que amorosamente

lo revolucionas todo,

tu cuerpo redivivo avanza del destierro

para que los indóciles 

dejen de estar lanzándose piedras.

 

Se les irá el rencor

y el pedestal donde están como ofendidos,

y el desencanto a diestra y siniestra…

 

No hay orfandad de ti,

Mesías que remojas nuestro corazón

con el vino alado que bebió la

tórtola.

 

Por Ti nos hacemos fuertes

amando a quienes arañan torpemente,

amando hasta tres metros bajo tierra…

 

Tus pies divinos

llegan cojeando por nosotros,

mientras los cables de alta tensión

de tus parábolas

nos descubren que el futuro va pasando.

 

Aquí es allá.

 

(Para Juan Antonio Monroy)

Monroy. Alencart y Estévez, en Toral de los Guzmanes (Fotografía de Jacqueline Alencar)