Martes, 23 de abril de 2019
Ciudad Rodrigo al día

Cofrades de la Oración del Huerto de Salamanca toman parte en la procesión de Miróbriga

Un anochecer muy bueno en el aspecto meteorológico hizo que hubiera un gran seguimiento en las calles

La jornada del Domingo de Ramos se completó en Ciudad Rodrigo con la procesión de la Oración del Huerto organizada por la Cofradía del mismo nombre, que un año más enlazó el día y la noche, que cayó más pronto de lo esperado debido a que el cielo estuvo nublado en todo momento. Eso sí, la temperatura fue muy agradable, lo que hizo que hubiera un amplísimo seguimiento de público, tanto en la salida como en el primer paso por la Plaza Mayor (con las terrazas llenas), e incluso en el segundo paso por el ágora, que otros años suele ser muy desangelado.

La procesión siguió los parámetros habituales, salvo por el nuevo escalón que se ha subido en el hermanamiento entre las Cofradías de la Oración del Huerto de Ciudad Rodrigo y Salamanca. Después de que en los últimos años ya vinieran participando en la procesión mirobrigense responsables de la Cofradía salmantina, como simple acompañamiento, este año, de forma totalmente novedosa, el desfile de Ciudad Rodrigo contó con 5 capuchones de Salamanca, con una indumentaria diferente a los de Miróbriga.

 

Tras salir los pasos de la Oración del Huerto y Jesús Cautivo de la Iglesia de Cerralbo, el desfile recorrió en su primer tramo la Plazuela de San Salvador, Díez Taravilla y La Colada, para llegar por primera vez a la Plaza Mayor, donde intervino desde la balconada de la Casa Consistorial el párroco de El Sagrario, Ángel Martín Carballo. En esa parada en la Plaza, también se escenificó el Prendimiento de Jesucristo, que corrió a cargo de varios romanos de la Cofradía de Jesús Nazareno, que a partir de ese momento fueron escoltando ese paso de Jesús Cautivo.

La procesión continuó por la Rúa del Sol, Gigantes, El Arco, Campo del Pozo, Cristóbal de Castillejo, San Juan, Colegios, Velayos y Sánchez Arjona para llegar de nuevo a la Plaza Mayor. Una vez ahí, se debía haber cruzado el ágora, tomando Julián Sánchez, pero se decidió bajar la Plaza hasta Cardenal Pacheco, para por esta vía acabar regresando a la Iglesia de Cerralbo, donde ambos pasos hicieron su entrada una hora y veinte después de haber salido.

Como es habitual, la procesión de la Oración del Huerto contó con el acompañamiento musical de la Banda de Tambores de la Ilustre Cofradía de la Santa Cruz, con la novedad de que este año fueron en el tramo final del desfile (en ocasiones anteriores han ido encabezándolo).

Ver más imágenes: