Lunes, 22 de julio de 2019

Pasos y paseillos- Sevilla-

“Uno no advierte jamás lo que está hecho, sólo puede ver lo que queda por hacer”

AL HILO DE LAS TABLAS

 

 PASOS Y PASEILLOS: SEVILLA

 

 Los primeros acontecimientos de las ferias del Levante, donde tanto en Fallas, como la Magdalena en Castellón, sirven para ir tomando el pulso a la temporada, se empieza a ver en líneas generales, lo que esta puede dar de si. Ahora la próxima cita importante, es Sevilla. Donde creo que, es el único sitio que no se siente la morriña y la melancolía  en estos días de Semana Santa. Tiene la facultad y el carisma de la alegría, de hacer dulce y festivo lo que, a nosotros por estas tierras nos causa cierta serenidad y tristeza. También es cierto que, Semana Santa en Sevilla es el prologo de su feria taurina, tan deseada, que viven lo primero con una pasión y sentimiento entrañable, que se tornan alegres y bulliciosos, o que por el contrario pueden guardar un silencio sepulcral que encoge el alma, cuando al paso del Gran Poder una saeta surge de cualquier portal, balcón o cadena humana que espera el paso del Cristo. Otro silencio, que siempre tuvo su aquel, se produce en la Maestranza, que se rompía con el olé seco, rotundo, uniforme y emocionado, cuando el torero de turno, torea profundo, ligado y reunido. Me confeso cierto Maestro en una ocasión que, el olé de Sevilla es distinto de otras plazas; es vibrante, ayuda a confiarte, da calor, tiene un sabor  agradable. No se puede discutir, que es una plaza torerista que mima y mitifica sus toreros, pero que siempre cuido la presentación del toro, o al menos siempre lo hizo, aunque como bien todos sabemos, lo mucho que han cambiado las cosas en la fiesta de los toros.

         Esta segunda cita importante de Sevilla, ya es otra cosa; el paréntesis transcurrido desde Fallas, hasta el comienzo ferial taurino, ha dado tiempo a los diestros, al menos para probarse y ponerse en forma, aunque muchos de estos hayan estado en tierras americanas. Todo tiene más luz, color perfil y sentido, así como mas influencia en la configuración de la temporada. No decide como ocurriera en otros tiempos, pero orienta; sus carteles, sino permiten un desfile de todos los toreros, que interesan, si están al menos los más importantes, salvo alguno que como siempre ha ocurrido, no llega al entendimiento, casi siempre de índole monetaria. El caso que para esta próxima a comenzar, los carteles están en la calle, y todos nosotros debemos de alegrarnos, de la bonanza, donde al parecer repetirán toreros, muy del estilo y proceder en la Maestranza Sevillana. “Vamos a ver si le ponemos, un color aún más especial”.

 

         Fermín González- salamancartvaldia    (blog taurinerias)