Martes, 23 de abril de 2019

Las Cortes de Castilla y León no pueden determinar si se usaron sus ordenadores en el pucherazo de Ciudadanos

La Fiscalía de Valladolid solicita a la cámara toda la información disponible, incluidos los informes elaborados por los servicios informáticos

Silvia Clemente

Las Cortes de Castilla y León no han sido capaces de determinar si alguno de sus ordenadores se usó para emitir votos fraudulentos a favor de Silvia Clemente durante las primarias de Ciudadanos en la comunidad. Así lo establece un informe del servicio de informática de la cámara, que explica que “los sistemas de comunicación y seguridad no están diseñados para auditar sus comunicaciones internas y externas, sino con el objetivo de proteger datos y servicios informáticos”. En estas labores de protección, los dispositivos de las Cortes poseen una “capacidad de almacenamiento limitada y eliminan la información más antigua para permitir el almacenamiento de la nueva”, según el informe.

Tampoco se han podido rastrear las direcciones IP, ya que el control de las conexiones “se circunscribe a la seguridad y detección de problemas”. El documento elaborado por el servicio de informática del parlamento regional asegura que no dispone de información de todas las conexiones realizadas ni puede establecer conclusiones. Además, los servicios jurídicos de las Cortes recuerdan que el rastreo de la información puede afectar “al derecho al secreto de las comunicaciones, a la intimidad personal y familiar, o al ejercicio del cargo representativo” por los que “han de actuar ponderando los derechos fundamentales”.

Las Cortes comunicaron este viernes que la Fiscalía de Valladolid ha solicitado a la Mesa la información disponible sobre este asunto, “incluyendo los informes técnicos realizados por el servicio de informática”. Los documentos se remitirán a la Fiscalía “a la mayor brevedad posible”, según el parlamento regional.

La investigación de las Cortes sobre este asunto se inició tras publicar Moncloa.com el pasado 29 de marzo que varios votos fraudulentos en las primarias de Ciudadanos salieron desde la misma dirección IP de un ordenador de las Cortes regionales a las 3:00 de la madrugada del sábado 9 de marzo. Varias fuentes consultadas por El Norte indicaron entonces no tener conocimiento ni constancia de este hecho. En cualquier caso, se inició una investigación interna que no ha podido arrojar conclusiones.