Miércoles, 17 de julio de 2019

Atendidos casi 2.500 menores el último año en los 16 centros de la Comunidad

La plantilla, unos 90 profesionales, la integran psicólogos, educadores y trabajadores sociales 

La Consejería de Familia invierte esta legislatura casi 5 millones en financiar estos centros

Castilla y León cuenta con 16 puntos de encuentro familiar en localidades de más de 20.000 habitantes: Aranda de Duero, Ávila, Burgos, Laguna de Duero, León, Medina del Campo, Miranda de Ebro, Palencia, Ponferrada, Salamanca, San Andrés de Rabanedo, Segovia, Soria, Valladolid (dos) y Zamora. En estos centros se presta atención profesional gratuita para facilitar que los menores puedan mantener relaciones con sus familiares durante los procesos de separación, divorcio u otros supuestos de interrupción de la convivencia familiar, hasta que desaparezcan las circunstancias que hacen necesario este recurso.

Desde 2015, hasta el pasado año, se han realizado más de 420.000 intervenciones, con 1.800 familias y 2.600 menores atendidos por año. Además, el pasado año se realizaron 125.995  intervenciones y se atendieron a 1.765 familias y a 2.487 menores.

Según datos de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades, en los cuatro años de legislatura habrá invertido casi 5 millones de euros en la financiación de estos centros, buscando siempre el bienestar y el interés de los menores. Este incremento de financiación ha permitido ampliar los horarios de funcionamiento de los puntos de encuentro y el número de profesionales de  estos centros gestionados por Aprome en los que trabajan unos 90 profesionales, entre psicólogos, educadores sociales, trabajadores sociales y abogados.