Martes, 23 de abril de 2019
Ciudad Rodrigo al día

Los profesionales de Atención Primaria del Centro de Salud reivindican “cambios importantes”

Señalan que la Atención Primaria camina a una “situación insostenible” por la falta de recursos humanos y medios materiales

Los profesionales de Atención Primaria del Centro de Salud y Especialidades de Ciudad Rodrigo se unieron en la mañana del viernes a las protestas convocadas a las 12 del mediodía a las puertas de los centros médicos de toda Castilla y León para reivindicar “cambios importantes” en su especialidad, considerando que si no se producen, el sistema “está abocado al colapso”.

Según señalan en el comunicado elaborado al hilo de estas protestas, la Atención Primaria en Castilla y León “está en riesgo”, producto del “progresivo deterioro” que viene sufriendo. Concretamente, aluden a “una deficiente financiación histórica y una ausencia de planificación” que provocan que a día de hoy haya “una preocupante falta de recursos humanos y medios materiales”.

Como razones más específicas, el personal de Atención Primaria apunta a la pérdida y fuga de profesionales por la precariedad de los contratos, el deterioro de las condiciones de trabajo, la sobrecarga asistencial, la burocratización de las consultas, la excesiva medicalización del sistema, la falta de continuidad asistencial por la desconexión entre niveles y la insuficiente tasa de reposición en los profesionales para compensar las “numerosas jubilaciones” que se van a ir produciendo”.

Teniendo en cuenta los “retos que tenemos por delante” (mencionan el envejecimiento de la población, la atención a los enfermos crónicos y la dispersión), entienden que es “el momento para tomar decisiones importantes” que eviten “una situación insostenible para los profesionales e insatisfactoria para los ciudadanos”.

 

En su manifiesto, hacen varias reivindicaciones directas, empezando por la financiación, que quieren que llegue “como mínimo, al 25% del presupuesto para Sanidad, con un presupuesto finalista para recursos humanos, infraestructura y equipamiento”. De igual modo, creen “imprescindible” la mejora de las condiciones de trabajo, “dignificando los contratos y terminando con la precariedad laboral”.

Los profesionales también ven “indispensable” una reordenación de los recursos humanos, dimensionándolos en función de las características de la población de cada Zona Básica de Salud, de tal modo que haya tiempo suficiente para atender a los pacientes, y para actividades comunitarias, de formación e investigación. De igual modo, piden ser liberados de “burocracia inútil”, y que se vele por el prestigio de la Atención Primaria y sus especialistas, empezando por las facultades de Medicina y Enfermería.

Como otras reivindicaciones, piden aumentar la dotación de los Centros de Salud y consultorios, invertir en tecnología, comunicaciones, capacitación y formación continuada, y avanzar en la comunicación tecnológica y personal entre Atención y Hospitalaria.

Para los profesionales de Atención Primaria, todos los partidos políticos se deberían involucrar en la creación de un Pacto de Estado por la Sanidad que desarrolle plenamente la Atención Primaria, porque “sin una Atención Primaria fuerte y sólida ningún Sistema Sanitario será capaz de mantener la eficiencia, y por supuesto, su sostenibilidad”.