Martes, 16 de julio de 2019

La OCU advierte fallos de seguridad en dos modelos de sillas de coche para niños

Recomienda a los usuarios que tengan alguno de estos dos modelos de sillas de coche para niños que dejen de utilizarlas de manera inmediata

La Organización de Consumidores y Usuarios está realizando su análisis anual de sillas de coches para niños, en los que compara las prestaciones, características y seguridad de diferentes modelos del mercado. 

En este último análisis, OCU ha detectado que dos modelos, a pesar de estar homologados, obtienen malos resultados en las pruebas de choque: Babystyle Oyster + Base Duofix Isize y Chicco Oasys i-Size + Base i-Size.

Según informa OCU, el modelo Babystyle Oyster + Base Duofix Isize no se comercializa en tiendas físicas en España, aunque podría adquirirse a través de internet. La silla Chicco Oasys i-Size + Base i-Size, por su parte, sí se puede adquirir en tiendas con un conjunto trio, en concreto con los conjuntos Chicco Trio Style Go Up y Trio Love up.

Según ha comprobado OCU a través de su análisis, durante la prueba de choque frontal, la silla Babystyle Oyster +Base Duofix Isize se desprende de la base y sale proyectada hacia adelante, lo que expone al niño a un riesgo de daños serios.

En el caso de la silla de coche para niños Chicco Oasys i-Size + Base i-Size, OCU ha advertido que, durante la prueba de choque frontal, una de las hebillas que sujeta el arnés de la silla se rompe y el dummy que simula al niño deja de estar sujeto por el arnés por lo que, en caso de accidente grave, los niños podrían sufrir daños importantes.

OCU recuerda que ambas sillas están homologadas y son legales. Sin embargo, los análisis que la Organización de Consumidores realiza son aún más exigentes que los requeridos en la homologación de las pruebas de choque y estos dos modelos no los han superado.

La Organización de Consumidores y Usuarios ha puesto en conocimiento de Chicco el problema de su silla y ha reconocido el fallo. Además, la marca se ha comprometido a sustituir gratuitamente la pieza defectuosa a todos los usuarios que cuenten con este modelo, comercializado desde el pasado 27 de septiembre de 2018.  Para ello, deben ponerse en contacto con Chicco a través del teléfono 900 720 708 o mediante el formulario de contacto de su página web. 

Hasta que no se solucione el problema, la Organización de Consumidores recomienda a los usuarios que tengan alguno de estos dos modelos de sillas de coche para niños, que dejen de utilizarlas.