Martes, 23 de abril de 2019
Béjar al día

Las centrales hidroeléctricas municipales llevan sin turbinar desde diciembre de 2018

Las centrales de El Tranco del Diablo y Samuel Solórzano no detraen agua del río y el embalse de Navamuño se encuentra al 66,5 % de su capacidad

Central hidroeléctrica de Samuel Solórzano

El Ayuntamiento de Béjar ha hecho público un comunicado informando que las centrales hidroeléctricas de titularidad municipal de El Tranco del Diablo y Samuel Solórzano, llevan sin turbinar desde el mes de diciembre de 2018, por lo que no se está detrayendo agua del cauce del río. El motivo de la paralización de la producción de energía en la Central del Tranco del Diablo, la mayor que hay en la zona, ha sido la finalización de la adjudicación de la explotación al Ayuntamiento de Béjar, que se encuentra de momento en espera de un nuevo contrato por parte de la Confederación Hidrográfica del Tajo.

El consistorio también ha dado a conocer que antes de las nevadas del día de hoy, que el embalse de Navamuño se encontraba al 66,5 % de su capacidad con 9,2 hm3 de agua.