Domingo, 15 de septiembre de 2019
Ciudad Rodrigo al día

Determinadas las cantidades de agua que deberán tener Irueña y el pantano el 30 de septiembre

Se trata de la fecha de finalización oficial de la campaña de riego 2019

Imagen de la reunión de la mañana del viernes

La sede central de la Confederación Hidrográfica del Duero acogió en la mañana del viernes la reunión que suele mantener todos los años por estas fechas la Comisión de Desembalse de la Cuenca del Duero para fijar las cantidades de agua que deberán tener como mínimo cada uno de los pantanos de la Cuenca cuando concluya la temporada de riego, el 30 de septiembre.

En lo que respecta a los pantanos de la Cuenca del Águeda, el pantano y la presa de Irueña, los volúmenes establecidos son los mismos que el año pasado. De este modo, el pantano del Águeda deberá contar el 30 de septiembre al menos con 6 hectómetros cúbicos (tiene capacidad para 22), y la presa de Irueña, con al menos 30 hectómetros (su capacidad es de 110 hectómetros).

En la actualidad, el pantano tiene 5,3 hectómetros acumulados (el 23,6% de su capacidad), e Irueña, 47,63 hectómetros (el 43,3%), tras registrar ambos un ligero incremento en las últimas semanas. Estas cifras se encuentran muy lejos de la media de la comunidad: en estos momentos los pantanos gestionados por la CHD están de media a un 80% de su capacidad.

Según se explica desde la Confederación, las precipitaciones que caigan durante los meses de abril y mayo determinarán el desarrollo de la campaña de riego y cuál será el volumen mínimo de embalse con el que se comenzará el siguiente año hidrológico.

Desde la CHD se apela a la “sensibilidad de los usuarios” para “dejar el máximo volumen al final de la campaña”, explicando que su propuesta ha tenido en cuenta las indicaciones del Plan Especial de Sequía aprobado en 2018 y las peticiones surgidas en las distintas Juntas de Explotación de la Cuenca del Duero celebradas en las últimas semanas.