Lunes, 19 de agosto de 2019

“La sanidad pública tendría que estar blindada”

“Se ha mejorado en salud, pero quedan muchas cosas por las que luchar”, como eliminar la precariedad laboral, aumentar las plantillas y destinar más recursos, explican los sindicatos

Una de las "mareas blancas" celebrada en Salamanca en defensa de la sanidad pública

La Organización Mundial de la Salud, OMS, dedica este año el Día Mundial a la cobertura sanitaria universal porque todavía hay millones de personas que siguen sin acceso a la atención de salud, y muchas otras, se ven obligadas a elegir entre la atención de salud y otros gastos cotidianos”.  En Salamanca, la esperanza de vida, con 84,5 años se encuentra entre las más altas de España y siete de cada diez personas considera que su estado de salud es bueno.

Son algunas de las cifras relacionadas con la salud en las que la sanidad desempeña un papel fundamental y prioritario “a veces no suficientemente valorado y reconocido”.  “La sanidad pública tiene que estar blindada y no debe ponerse en riesgo por intereses políticos. Los ciudadanos no nos damos cuenta de lo que significa y cuando nos demos cuenta, puede ser tarde”. Así lo considera Antonia Isabel Guerrero, secretaria de sanidad de UGT, que lamenta que escasez de personal es la principal carencia de la sanidad salmantina.

Para la responsable sindical en este sector, los fuertes recortes que llegaron en el año 2012, incluyendo aumento de la jornada laboral, “han bajado las plantillas del personal sanitario y no sanitario” y no se han vuelto a recuperar. Una situación de las plantillas que ha disparado las listas de espera para las consultas con el especialista, para las intervenciones quirúrgicas y para la cita con el médico de Atención Primaria. Un hecho que comienza a ser cada día más habitual.

“La atención al paciente es una prioridad para los profesionales”

Antonia Guerrero explica que los recortes también han afectado de manera importante en Atención Primaria. “La Consejería lo atribuye todo a la falta de profesionales en el medio rural, pero la culpa es de la Administración regional”, que realiza contratos precarios de un día o dos a los profesionales.  La responsable de sanidad de UGT afirma que hay personas “que esperan hasta 15 días para conseguir hora con su médico de Atención Primaria, por lo que acaban en Urgencias para ser atendidos antes”.

Sanidad pública de calidad que se mantiene, pese a los recortes, “pero que sigue funcionando gracias a la profesionales, porque la atención al paciente es una prioridad”. Antonia Guerrero alaba y reivindica el trabajo y esfuerzo del personal sanitario y no sanitario, pero insiste en la necesidad de realizar una inversión “importante en plantilla, porque se encuentra bajo mínimos” ya que desde Sacyl “no se cubren ni las bajas, ni las vacaciones”.

“Una buena prevención y promoción de la salud son fundamentales”

“Tenemos la suerte de contar con grandes profesionales e investigadores, ha habido muchos avances y ahí está el aumento de la esperanza de vida”. Desde el sindicato CCOO explican que, en este Día Mundial de la Salud, todo comienza con una buena prevención y promoción de la salud, que realizan los profesionales de Atención Primaria. Aunque aseguran que la percepción general de los pacientes es que la sanidad “ha empeorado en los últimos años” por un exceso de trabajo del personal, CCOO reconoce que se ha mejorado en salud, “pero quedan muchas cosas que mejorar y por las que luchar”.

Los recortes en la plantilla, indican desde este sindicato, hace que los profesionales “se encuentren sobresaturados por acumulación de trabajo y agotados”. Una situación especialmente preocupante  en algunas zonas rurales, “con pueblos sin médico varios días a la semana”. Y esta situación repercute directamente en la salud porque, a veces, los pacientes llegan con patologías, “que es lo que hay que evitar”, de ahí la importancia de contar con los recursos suficientes para prevenir y derivarlos con la suficiente antelación al especialista.

“Los recortes se han notado a todos los niveles”

“Los recortes en sanidad en Salamanca y Castilla y León han sido muy negativos y sí que se han notado a todos los niveles”. En este sentido, hacen referencia al colapso de urgencias, la falta de material médico, la falta de personal o incluso falta de accesibilidad a determinados equipos como fisioterapia o salud mental.

En este sentido, desde CCOO inciden en la escasez de equipos de salud mental para el tratamiento de adolescentes, por ejemplo, o para el tratamiento de depresiones y enfermedades mentales. “Se requieren equipos multidisciplinares” y, a veces, “cuesta llegar y cuando se hace puede ser tarde”.