Domingo, 26 de mayo de 2019
Las Arribes al día

El Legado de Enrique

Óscar y Paz, El Legado de Enrique / FOTOS: CURRO MESA

Estaba hace unas noches, ordenador en mano, viendo lo que había sido la jornada en el mundo, leyendo diversos periódicos digitales, cuando como cada día al final decidí ver la actualidad desde el prisma de las redes sociales. Me quedé sobrecogido al ver la nota informativa de Óscar informándonos de que El Legado de Enrique había cerrado sus puertas un par de días antes. El Legado es, era un local de hostelería de Pereña de la Ribera.

Desconozco los motivos del cierre ni me interesan, pues no es el tema ahora, aunque sé por experiencia propia que este tipo de negocios, cuando tienes que estar allí presente mañana, tarde y noche y muchas veces madrugada, te va cansando con el paso de los años, y lo que un día soportabas sin problema alguno luego se va tornando insoportable y un día te cansas y decides dar portazo a todo y cambiar radicalmente de vida. Comprendería, mejor que nadie, que Óscar hubiese tomado este camino.

Siempre decía cuando viajaba por Las Arribes de turismo, con amigos que nos han visitado, que en Pereña había tres cosas para enseñar: la ermita, el Pozo de los Humos y El Legado de Enrique. Ahora quedan solo dos, hemos perdido una, para los que hemos vivido intensamente la hostelería y aún la amamos, hemos perdido la mejor y más importante.

Queriendo ser breve solo deseo tener unas palabras de reconocimiento y agradecimiento para quienes dieron vida al Legado de Enrique; de reconocimiento porque Óscar siempre fue un entusiasta de los productos arribeños. Con lo fácil que es tirar de Rioja o Ribera del Duero, siempre nos ofreció los caldos de Fermoselle, Villarino, Pereña o Corporario, de la DO Arribes; al igual que otros productos como el queso, por poner otro ejemplo. Haciendo patria, como debe ser. De reconocimiento por poner a nuestra disposición un local distinto y con un encanto inigualable, por ser capaz, con su saber estar y buen hacer, que aquellos que un día eran sus clientes al siguiente fuesen ya sus amigos, que esto es muy difícil. De reconocimiento, también, por haber logrado, estando a la altura, hacer en El Legado una hostelería de altísimo nivel, que esto es vital si queremos que el turismo que nos visita repita, y de agradecimiento porque siempre supo dejarnos en buen lugar con aquellos amigos que nos visitaron y llevamos a El Legado; y por saber hacer de los momentos que allí pasamos unos momentos sumamente agradables y entretenidos que no solo Coca-Cola o café busca el cliente. Salud, suerte y éxitos para el futuro.