Jueves, 20 de junio de 2019

Detenido en la comarca de Béjar con 121 armas de fuego para  su compraventa en el mercado negro

La investigación iniciada hace cinco años por el Grupo de Información de la Comandancia de la Guardia Civil de Salamanca ha permitido el arresto de un hombre de 43 años con una intensa actividad en el tráfico de armas nacional e internacional

La Guardia Civil de Salamanca ha detenido a un ciudadano español de 43 varón residente en la comarca de Béjar por la posesión de 121 armas de fuego, 40 de ellas (10 largas y 30 cortas) preparadas para disparar, y que llevaba a cabo una intensa actividad de compra y venta tanto de armas como de munición. Entre en arsenal intervenido se encuentran armas de la Guerra de Cuba o la primera Guerra Mundial, un AK-47 o un arma de un general alemán valorado entre 20.000 y 30.000 euros.

La incautación de este más de centenar de armas se ha realizado el marco de la ‘Operación Abraxas’, iniciada hace cinco años por el Grupo de Información de  la Comandancia salmantina y supone la mayor intervención de este tipo en la provincia. Según ha detallado este viernes la Guardia Civil, “ha sido una operación de gran complejidad”, ya que el detenido utilizaba hasta siete apodos diferentes para la compra y venta de las armas” tanto a nivel nacional como internacional. Precisamente, la detención del que consideran “que tiene unos grandes conocimientos de la historia de las armas” ha sido posible tras la compra del fusil de asalto AK-47 realizada a una persona conocida por el tráfico de armas internacional.

Tras cinco años de investigación y tener conocimiento de esta compra, la Guardia Civil procedió el pasado 18 de marzo a realizar dos entradas y registros en la vivienda de la comarca de Béjar, un registro que también resultó de gran complejidad ya que se necesitaron más de siete horas para localizar todas las armas que el individuo tenía ocultas en el domicilio, algunas de ellas en cajas fuertes.

El teniente de la Guardia Civil, Enrique Miguel, ha explicado que la actividad del detenido no se basaba únicamente en la compraventa de armas (inutilizadas o aptas para su uso) sino que realizaba la compraventa de munición e incluso la venta de munición que el mismo recargaba. “Iba vendiendo para comprar más armas y cada vez más valiosas y más peligrosas”, ha indicado, añadiendo que por el momento se cree que no pertenece a ninguna red y que actuaba solo.

Las armas que se pudieron incautar son:
  • 17 armas de fuego largas, activas y legalizadas.
  • 37 armas de fuego largas, inutilizadas y legalizadas.
  • 30 armas de fuego largas ilegales, 9 de estas aptas para hacer fuego (dos de ellas Cetme modelo C).
  • 20 armas de fuego cortas, activas e ilegales.
  • 17 armas de aire comprimido y detonadoras.
  • 40 bayonetas y machetes
  • 1000 cartuchos metálicos, además de material y herramientas para la recarga de cartuchería.

Dentro de las armas detonadoras, cabe destacar que se descubrió un revolver que estaba siendo modificado en su tambor y cañón con el fin de hacerlo apto para el disparo de proyectiles. A partir de ahora, será el servicio criminalístico el encargado de analizar las 121 armas incautadas para ver si están en uso o si han sido utilizadas en algún hecho delictivo.

Por todo ello se procedió a la detención del responsable de los hechos, un varón de 43 años de edad y residente en la comarca de Bejar, como supuesto autor de los delitos de tenencia y depósito ilegal de armas. El detenido fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de Guardia de Béjar este miércoles y se encuentra en libertad con cargos.

Con la presente actuación, se ha impedido que el elevado número de armas incautadas, llegaran al mercado negro, con las consecuencias imprevisibles y graves que ello puede traer consigo para la seguridad ciudadana, si las mismas hubieran llegado a manos de delincuentes o terroristas. Precisamente las posibles vinculaciones entre el tráfico de armas y las organizaciones terroristas, hacen que la lucha contra esta amenaza sea una de las prioridades tanto de la Estrategia de Seguridad Nacional como de la Unión Europea.

Fotos de Lydia González y la Guardia Civil

  • Parte del material intervenido en esta operación
Ver más imágenes: