Viernes, 24 de mayo de 2019

Rescindido el contrato de la concesionaria del comedor de la Escuela Infantil Los Pizarrales

Desde el Ayuntamiento han asegurado que “la Fundación Salamanca Ciudad de Cultura y Saberes y el servicio municipal de Salud Pública realizan periódicamente todos los controles necesarios para garantizar el correcto funcionamiento del servicio de comedor que se presta en dicha escuela”

Escuela Municipal Infantil (EMI) Los Pizarrales

Según informa Ganemos Salamanca, la Fundación Salamanca Ciudad de Cultura y Saberes ha decidido esta mañana rescindir el contrato a la empresa encargada del comedor de la Escuela Municipal Infantil (EMI) Los Pizarrales, “tras haber tenido conocimiento de impagos a las personas trabajadoras, ingresos de nómina con retraso y deudas en la Seguridad Social por valor de 65.000 euros por parte de la adjudicataria. Existe también un informe de la directora de la EMI advirtiendo sobre posibles negligencias en el transporte y mantenimiento de algunos alimentos”.

Por todo ello, la agrupación de electores ha solicitado informes sobre el comedor infantil y ha pedido, además, que la actual empresa quede descartada en futuros procesos de contratación municipal. 

El contrato que hoy se ha decidido rescindir fue prorrogado en julio de 2018 y, en aquel momento, Ganemos también pidió detalles al respecto, en concreto, conocer si se habían llevado a cabo encuestas de satisfacción a las madres y padres que justificaran la prórroga. Desde la Fundación se comunicó que “la citada empresa viene desarrollando el servicio con total normalidad y a plena satisfacción, (…) no existiendo inconveniente alguno para acceder a la segunda prórroga”.

“Es cierto que el conflicto se está resolviendo de forma adecuada al rescindir este contrato y aprobar ya el pliego para una nueva licitación pero, ¿de verdad la Fundación está haciendo un buen control, no sólo en esta, sino en todas las áreas de las que es responsable?”, se pregunta la concejala Pilar Moreno. 

En este sentido, Ganemos Salamanca insiste en que la gestión directa desde el Ayuntamiento sería una alternativa más adecuada, ya que permitiría “controles sistemáticos” e incluso “por sorpresa” que garanticen la calidad en los servicios ofrecidos por las empresas subcontratadas, lejos del “déficit en la supervisión” mostrado con respecto a laEMI Los Pizarrales por la Fundación Salamanca Ciudad de Cultura y Saberes, cuya existencia sigue siendo “innecesaria” para el grupo granate.

El Ayuntamiento ha realizado todos los controles necesarios

Por su parte, desde el Ayuntamiento han asegurado que la Fundación Salamanca Ciudad de Cultura y Saberes, entidad que gestiona la Escuela Infantil Municipal Los Pizarrales, y el servicio municipal de Salud Pública realizan periódicamente todos los controles necesarios para garantizar el correcto funcionamiento del servicio de comedor que se presta en dicha escuela.

Semanalmente se controla el producto para la elaboración de los menús. Cuando se recepciona esta mercancía está siempre presente la directora de la escuela infantil. Además, de manera periódica, el servicio municipal de Salud Pública verifica el cumplimiento de la normativa de higiene para la elaboración de comidas preparadas.

Recientemente los trabajadores de esta empresa comunicaron a la directora de la escuela el impago de sus nóminas. Por ese motivo, desde la gerencia de la Fundación Salamanca Ciudad de Cultura y Saberes se efectuaron requerimientos por escrito y verbales a la empresa concesionaria para exigirles el pago de las nóminas. Además, se mantienen diferentes reuniones para exigirles el cumplimiento de sus obligaciones.

Al mismo tiempo la directora de la escuela observa retraso en el suministro de los productos destinados a la elaboración de los menús. En la última inspección realizada a la empresa se detecta un incumplimiento al no especificar la procedencia de algunos de los productos que se utilizan para la elaboración de los menús. Por ese motivo, la fundación incrementa la vigilancia sobre esta empresa e inicia inmediatamente un expediente de rescisión de contrato. Una vez cumplidos los trámites administrativos, se procede a la resolución de dicho contrato y desde mañana será una nueva empresa quien pase a prestar este servicio hasta que se adjudique el nuevo contrato.

La empresa a la que se ha rescindido el contrato venía prestando el servicio de comedor desde el 30 de septiembre de 2015 de manera satisfactoria. Un contrato que se aprobó en la Comisión Ejecutiva de la Fundación Salamanca Ciudad de Cultura y Saberes por unanimidad de todos sus miembros, entre los que se encuentran representantes de todos los grupos políticos.

La valoración de los padres ha sido siempre muy positiva. En el curso pasado, el 2017/2018, el 91% se mostraban satisfechos o muy satisfechos con este servicio.