Jueves, 21 de marzo de 2019

¿Homo sapiens... o más bien estupidum?.

En la zona comercial, desde hace unos años, se ha puesto de moda mantener siempre abiertas las puertas de los comercios. Un derroche energético, una irresponsabilidad a la que nadie parece querer poner coto.

“Acabar con el actual consumismo insostenible, recuperar la biodiversidad que estamos perdiendo a pasos agigantados y afrontar de una vez el cambio climático son las tres prioridades que la Vicesecretaria General de la ONU considera imprescindibles para salvar nuestro planeta, del que advirtió se encuentra en un punto de inflexión sin precedentes.” Es lo que dice la nota de prensa publicada por la ONU el pasado jueves tras la Asamblea General sobre el Medio Ambiente. Y justo cuando los más jóvenes parecen encontrar la lucidez suficiente que los adultos no tienen, más allá de los que militan u orbitan en torno a movimientos ecologistas.

Que, por si alguien lo duda todavía, NO se presentan a Elecciones en España dado que no es esa su función. Y si tienen calificación política para algunos más bien será por la incompatibilidad de principios fundamentales de partidos políticos con la defensa de nuestro Medio Ambiente. Cada vez es más evidente que el Capitalismo salvaje consumista no sólo no logrará la sostenibilidad del planeta, que en realidad no le interesa, sino que es el mayor peligro junto a la estupidez humana. En poco más de un mes tendremos la oportunidad de decidir sobre esto, aunque su nueva ausencia en un debate político lleno de majaderías y mentiras, no invita al optimismo.

Sustituir combustibles sucios no es cambiarlos por menos sucios, como apunta alguna campaña interesada en defensa del Gas Natural. Este hidrocarburo contamina menos que el petróleo pero emite, por ejemplo, más gas metano que también acrecienta los problemas de Cambio Climático.

Según la nota “en 2017 los recursos extraídos de la tierra alcanzaron 90.000 millones de toneladas métricas y menos del 10% fueron reciclados nuevamente a la economía”. Por si todavía hay quien no lo tiene claro y se deja engañar por los pocos que ganan dinero destruyendo el planeta, recordaba que El cambio climático también está vinculado a nuestros hábitos insostenibles de consumo y producción. El 53% de las emisiones se generan en la extracción y procesamiento de recursos, y si en una década no cambiamos el rumbo soportaremos consecuencias irreversibles.

Para tener el panorama completo, al presentar la ONU su informe anual de Medio Ambiente, recordaba que Nuestra salud estará cada vez más amenazada si el mundo no toma medidas urgentes para frenar y reparar los graves daños causados al medio ambiente. La contaminación del agua, del aire y los desechos químicos amenazan la integridad de los seres humanos y hasta su capacidad para reproducirse.” En 2050 necesitamos tener cero emisiones de gases de efecto invernadero.

Otro ejemplo de innecesario derroche de energía. Combatir la contaminación y el Cambio Climático es responsabilidad de las administraciones, pero también de la ciudadanía que los elige y debe fiscalizar.

Coincidiendo con lo anterior, un estudio también de estos días calcula en 800.000 las muertes prematuras anuales en Europa vinculadas a los problemas en la atmósfera, el doble que lo apuntado por la Agencia Europea de Medio Ambiente hace poco. Y señala que sustituir la energía fósil por combustibles limpios, podría reducir esa tasa de mortalidad hasta en un 55%. Para rematar, otro trabajo (español en este caso) afirma que "Los períodos de recesión macroeconómica se asocian a descensos en los niveles de contaminación, así como en el número de accidentes laborales y de tráfico, reducir la actividad económica parece matar menos.

Diría que replantear el modelo económico que rige el mundo parece la clave para pensar que podemos tener futuro. Algo que atañe a los poderes públicos y económicos, pero también a todas las personas. Como dice la jovencísima activista sueca Greta Thunberg Os habéis quedado sin excusas y nos estamos quedando sin tiempo”. El sentido común parece indicar que la lucha contra el Cambio Climático no puede esperar, además de los miles de científicos del IPCC de la ONU, lo avalan no menos de otros 12.000 científicos solo en Europa.

El rapidísimo crecimiento de la población mundial no se suele percibir como problema, ya veremos si lo soporta el planeta a los ritmos actuales. Para aquellos que crean departamentos de familia, y luego hacen lo contrario para fomentar la natalidad como extender la precariedad o eliminar ayudas sociales, ¿tenemos un problema de natalidad o mal reparto de población? El cuadro se ha extraído del estudio “Las perspectivas de la población mundial  2017” publicado por la ONU.

Documentos y trabajos mencionados:

https://news.un.org/es/news/topic/climate-change

https://academic.oup.com/eurheartj/advance-article/doi/10.1093/eurheartj/ehz135/5372326

https://www.nature.com/articles/s41467-019-08539-w

Informe anual de Medio Ambiente de la ONU:

https://www.unenvironment.org/resources/global-environment-outlook-6