Martes, 21 de mayo de 2019

Las políticas sociales del Ayuntamiento acaparan el 58% del presupuesto de este año

Luz verde a las cuentas municipales presentadas por el Grupo Popular y respaldadas por Ciudadanos, rechazando las enmiendas presentadas por Ganemos
El pleno extraordinario, durante el debate de los presupuestos. Fotos: Lydia González

“Unos presupuestos para hacer de Salamanca una ciudad mejor para vivir”. Así ha definido el portavoz del Grupo Popular, Fernando Rodríguez, el presupuesto municipal para 2019, agradeciendo al Ciudadanos “su sentido de la responsabilidad” para aprobar unas cuentas que superan los 142,4 millones de euros.  El pleno extraordinario ha rechazado las enmiendas presentadas por Ganemos, al contar con el voto en contra de popupares y Cs y la abstención del PSOE.

Priorizando el empleo, las políticas sociales, a las que se destinan casi 89 millones, y la reducción de impuestos, Rodríguez destacó la reducción del 5% en el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), que se une a la rebaja en la Plusvalía y en el Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO), la congelación del Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE) y el Impuesto de Vehículos realizadas este mandato.

El fomento del empleo y la generación de actividad económica son otros dos objetivos para este año, contando con un presupuesto de 11,1 millones de euros. se continuarán desarrollando programas dirigidos, por un lado, a facilitar la inserción laboral de colectivos en riesgo de exclusión social o laboral, y, por otro, de jóvenes titulados universitarios.

Destacan los programas mixtos de formación y empleo que se realizan, con el apoyo de la Junta, desde el Centro de Formación y Orientación Laboral del Ayuntamiento (CEFOL) o los programas para contratar a personas desempleadas. Para facilitar el asentamiento de empresas con suelo a precio asequible, el Ayuntamiento destinará 1,5 millones a la puesta en marcha de la urbanización del sector de suelo industrial de Peña Alta y para posibilitar la construcción de la plataforma intermodal (Puerto Seco) para el transporte de mercancías. En este presupuesto también se consolidan los programas dirigidos a la atracción, fomento y retención del talento, con la finalidad de generar oportunidades para los jóvenes en el ámbito de la actividad innovadora e investigadora. 

La actividad económica también se fomentará potenciando la rehabilitación y regeneración urbana con una partida de un millón de euros y otros 350.000 euros para el Área de Regeneración Urbana (ARU) del barrio de Chinchibarra, que permitirá a los vecinos de 20 bloques solicitar ayudas para rehabilitar fachadas, instalar ascensores o reurbanizar la zona. Además, se seguirá potenciando el sector turístico, uno de los motores económicos de la ciudad, que el año pasado llevó a otro récord histórico de pernoctaciones. Por eso se reforzará la promoción de la ciudad como destino de calidad y referencia para la enseñanza del español; se habilitará un punto de recepción de visitantes, remodelando la Fonda Veracruz y la plaza del Mercado Viejo; se abrirán nuevos espacios turísticos, como el mirador de San Esteban; y se reforzarán ofertas culturales como el Festival Luz y Vanguardias.

Mejorar la accesibilidad y la comodidad

Para hacer de Salamanca una ciudad más accesible, cómoda y humana, las inversiones ascenderán a 16,2 millones, a los que hay que añadir otros 13,5 millones procedentes del superávit del ejercicio 2018. Entre las inversiones volverán a incluirse las planteadas por los vecinos y asociaciones a través de los presupuestos participativos.

Las inversiones se refieren a la mejora de calles y plazas, destacando la urbanización del vial del nuevo Hospital de Salamanca y de la avenida de la Merced, la remodelación de la Plaza de Barcelona y la continuación de la remodelación de Plazas del Barrio de San Bernardo; el acondicionamiento de zonas verdes; la renovación de redes de abastecimiento y saneamiento de agua en diversas calles.

Por lo que se refiere a patrimonio, a destacar la rehabilitación de la Torre de los Anaya, la restauración de laderas del Cerro de San Vicente, el acondicionamiento y musealización de los restos arqueológicos del solar del Botánico, o la culminación de la puesta en valor de espacios del Convento de San Esteban para su visita por el público.

En instalaciones deportivas, las remodelaciones de los campos de fútbol del Tori, La Salud y Reina Sofía, así como el cerramiento y cubierta del frontón de Würzburg; la mejora de la accesibilidad de edificios municipales; o la ejecución de obras para la puesta en funcionamiento de nuevas dotaciones públicas como la finalización de la Casa de las Asociaciones, la remodelación de la Fonda Veracruz, el Punto de encuentro de visitantes o el nuevo refugio de animales abandonados.

Además, este año se impulsarán las actuaciones incluidas en la Estrategia Tormes+ que, con más de 6 millones de euros este año, culminarán la reconstrucción de la pesquera de Tejares y se pondrán en marcha otros proyectos como la rehabilitación de la Fábrica de la Luz, la rehabilitación de la plaza de Extremadura en el barrio de Buenos Aires, la remodelación del parque Lazarillo, la nueva ciudad deportiva junto al pabellón del mismo nombre, la reurbanización de Tejares, la creación de un gran parque con 600 huertos ecológicos, y la ejecución de nuevas pasarelas entre los barrios Huerta Otea, Chamberí y Tejares.

También comenzarán este año las actuaciones del Plan Especial de Protección de Infraestructura Verde y Biodiversidad, que convertirá a Salamanca en la primera Ciudad Patrimonio de la Humanidad con un proyecto medioambiental de tan importante magnitud para integrar medio ambiente y urbanismo, patrimonio natural y monumental.

Atención y ayuda a las personas, una prioridad

Este 2019 aumentan los recursos para atender a las personas mayores, reforzar los servicios de atención domiciliaria y apoyar a las familias y personas que padecen dificultades económicas o cuentan con menos recursos. Asimismo, se incrementan las ayudas a clubes deportivos, asociaciones de salud y entidades de atención a las personas con discapacidad o afectadas por drogodependencias. Manteniendo el resto de programas, que permiten que las políticas sociales supongan casi 89 millones de euros, un 58,11% del presupuesto total del Ayuntamiento.

Se contemplan más de 4,3 millones de euros con destino a medidas de carácter social para apoyar a las familias y personas que padecen dificultades económicas o cuentan con menos recursos, como ayudas para atender el pago del alquiler de la vivienda, la cobertura de necesidades básicas y evitar el desahucio de la vivienda por insolvencia hipotecaria; ayudas a las familias por nacimiento o adopción y para la adquisición de material escolar; programas de apoyo a personas en riesgo de exclusión social y a las organizaciones sociales que desarrollan actividades que persiguen esa misma finalidad; o los programas de apoyo a las entidades de economía social a través de los contratos reservados a Centro Especiales de Empleo y Empresas de Inserción Social.

También se recogen 5,4 millones de euros para personas dependientes y/o mayores, a través de los Servicios de Ayuda a Domicilio, Comida a Domicilio, Teleasistencia, promoción de la autonomía personal, y el programa Salamanca Acompaña, que pretende combatir la soledad de las personas mayores detectando dicha situación, facilitándoles una atención integral y poniendo a su disposición los recursos de los que dispone el Ayuntamiento. Y se consignan 1,4 millones de euros para acciones dirigidas a fomentar la igualdad de oportunidades y facilitar la conciliación de la vida familiar y laboral (programas de ludotecas y Escuelas Infantiles Municipales).

Por otro lado, se incluyen en el Presupuesto del Patronato Municipal de la Vivienda casi 4,6 millones de euros para facilitar el acceso a una vivienda digna, en régimen de propiedad o alquiler, a personas y familias con menos recursos.

El presupuesto destina más de 52 millones de euros a la prestación de los principales servicios municipales, como son el transporte urbano, la limpieza viaria y recogida de basuras, el mantenimiento de jardines y zonas verdes, el alumbrado público, la señalización de vías públicas y los servicios de atención domiciliaria. Además, está prevista la cobertura de las 92 plazas nuevas de la última Oferta de Empleo Público, y aprobará además una nueva oferta para cubrir las plazas vacantes por la jubilación anticipada de policías locales.

Fotos: Lydia González