Martes, 21 de mayo de 2019

Tres de cada cuatro jóvenes de Castilla y León se irían de España para mejorar profesionalmente

El alto índice de desempleo y la crisis económica de los últimos años son algunas de las causas de esta tendencia a la movilidad

La educación cuenta con proyectos a nivel internacional que contribuyen a eliminar las fronteras

La mayoría de los jóvenes castellanoleoneses están dispuestos a cambiar su lugar de residencia para mejorar profesionalmente; en concreto el 77,41% afirma que se marcharía fuera de España para trabajar, según se desprende del V Informe Young Business Talents sobre las actitudes y tendencias de los jóvenes preuniversitarios españoles, llevado a cabo por ABANCA, ESIC Business and Marketing School y Praxis MMT.

Estos datos se encuentran en línea con los resultados a nivel nacional, donde el 78,9% de los jóvenes españoles se iría fuera de España, siendo Estados Unidos, Alemania y Reino Unido sus países favoritos para mudarse.

“La movilidad entre los jóvenes se ha instalado en nuestro mercado laboral. El alto índice de desempleo y la crisis económica de los últimos años son algunas de las causas de este cambio. Esto se une a que cada vez más, la educación cuenta con proyectos a nivel internacional que contribuyen a eliminar las fronteras y a superar el miedo a dejar el país, la familia y los amigos en busca de nuevas oportunidades. La formación y experiencias internacionales permiten mejorar las condiciones laborales y esto hace que la movilidad hoy en día sea aún más atractiva”, declara Mario Martínez, director del programa educativo Young Business Talents.

Como novedad en el informe de este año, se planteó a los jóvenes si creían estar mejor preparados que la generación anterior. De esta forma, la gran mayoría de los castellanoleoneses (82,95%) considera estar mejor reparados que sus padres. Comparando estos datos a nivel nacional, la percepción de los preuniversitarios en este sentido está en línea con la media española (83,28%).

Por provincias, se observa que los jóvenes de Valladolid (97,83%) son los que están más convencidos de estar mejor preparados que sus padres, seguidos de los preuniversitarios de Ávila (88,89%) y de Segovia (87,50%), que son los que presentan una respuesta más negativa.