Miércoles, 22 de mayo de 2019
Las Arribes al día

La actividad cinegética recuperará el pulso en Castilla y León en el mes de abril

En la última sesión plenaria de marzo se realizará la votación final de la proposición de ley que modifica la Ley de Caza, y una vez aprobada será publicada en el BOCyL para su entrada en vigor

El presidente de la Federación de Caza de Castilla y León, Santiago Iturmendi, daba lectura de un manifiesto en la concentración convocada a las puertas de las Cortes / ASAJA

El pleno de las Cortes de Castilla y León tomaba en consideración este miércoles la proposición de ley para la modificación de la Ley de Caza presentada por los grupos Popular, Socialista y Ciudadanos, iniciativa que viene a dar respuesta a la paralización de la actividad cinegética en esta Comunidad a consecuencia de un auto de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León contra el listado de especies consideradas cinegéticas en la Orden Anual de Caza.

Los proponentes de la proposición de ley, PP, OPSOE y Cs, se mostraron a favor de esta modificación de la Ley de Caza por considerar esta actividad fundamental para el equilibrio de los ecosistemas y la vida en el medio rural. Por su parte, Podemos se abstendrá tras una “intervención extraña”, como señalaba el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, y el procurador de IU se manifestaba en contra de la proposición.

Como ha venido informando este diario, tras la toma en consideración de la propuesta, la votación final tendrá lugar en la sesión plenaria de los días 26 y 27 de marzo, de la que se espera salgan 71 votos a favor de PP, PSOE y Cs, 10 abstenciones de Podemos y 1 en contra de IU.

Como señalaba Suárez-Quiñones a los medios, a la salida de la sesión plenaria de este miércoles, “al día siguiente de la aprobación irá al Boletín Oficial de Castilla y León”, y al día siguiente de la publicación entrará en vigor la ley, norma que incorpora el listado de especies consideradas cinegéticas y la figura del Plan General de Caza, que tendrá carácter quinquenal y que sustituirá a la Orden Anual de Caza de cada temporada.