Domingo, 24 de marzo de 2019

Amnistía Internacional reclama que los gobiernos se comprometan “realmente” a defender los derechos de las mujeres

El Centro de Estudios Brasileños ha acogido este miércoles una mesa redonda bajo el título ‘8-M Mujeres en lucha por sus derechos: perspectivas y futuro’
Amnistía Internacional ha celebrado una mesa redonda sobre la lucha de las mujeres por sus derechos. Foto: Lydia González

El Centro de Estudios Brasileños ha acogido este miércoles una mesa redonda bajo el título ‘8-M Mujeres en lucha por sus derechos: perspectivas y futuro’ organizada por Amnistía Internacional de Salamanca y en la que han intervenido Nieves Sanz Mulas, profesora de Derecho Penal de la Universidad de Salamanca; Mª Ángeles González Bustos, subdirectora de la Unidad de Igualdad de la USAL; Lucia Mayo, activista de Amnistía y Pilar Blanco Valverde, Secretaria de Mujer y Políticas de Igualdad de la Federación de Servicios a la Ciudadanía de Comisiones Obreras (CCOO).

Tras la celebración el pasado 8 de marzo del Día Internacional de la Mujer con una gran manifestación que congregó en Salamanca a más de 20.000 (25.000 según la Policía Nacional), Amnistía Internacional reclama que los gobiernos se comprometan “realmente” a defender los derechos de las mujeres y garanticen “que no sufren discriminación ni violencia”.

Según han puesto de manifiesto, “a pesar de la visibilización”, es necesario superar desigualdades como la brecha salarial (de en promedio 20%) entre hombres y mujeres por el mismo puesto de trabajo y el techo de cristal o la limitación velada del ascenso laboral de las mujeres al interior de las organizaciones. También las desigualdades de género referidas al uso del tiempo destinado a las tareas del hogar y al cuidado de los miembros de la familia (niños, adultos mayores o personas con alguna discapacidad) y a la vida social que persisten y se encuentran en aumento.

Según la información disponible, solo un tercio de los hombres en la Unión Europea participa de las tareas diarias del hogar, en comparación con las casi 8 de 10 mujeres que lo hacen.

Fotos de Lydia González