Miércoles, 22 de mayo de 2019

El Colegio de Carvajal de Salamanca, incluido en la Lista Roja del Patrimonio

Su estado, calificado de “ruinoso” y del que quedan en pie su fachada principal y algunos restos de muros y estructuras interiores, le convierte en el tercer espacio de la provincia en ser incluido en este listado durante el último año
Colegio de Carvajal de Salamanca.

El Colegio de Carvajal es el último de los bienes de Salamanca incluidos en la Lista Roja del Patrimonio, que recoge aquellos elementos del patrimonio cultural nacional que se encuentren sometidos a riesgo de desaparición, destrucción o alteración esencial de sus valores, al objeto de darlos a conocer y lograr su consolidación o restauración. El listado del patrimonio en riesgo de desaparecer incluye otros 15 espacios de Salamanca.

Este mismo mes de marzo a la Lista Roja del Patrimonio, elaborada por la Asociación Hispania Nostra, se ha sumado el Colegio de Carvajal o también llamado Colegio de San Antonio, calificando su estado de “ruinoso tras el incendio”. Actualmente, “sólo permanecen en pie su fachada principal, una pared con un gran vano rectangular asentada sobre la muralla romana, algunos restos de muros y estructuras interiores y parte de un tramo abovedado de lo que fue su capilla, que actualmente esta cubierto por una estructura de uralita”.

El Colegio de Carvajal es el tercer espacio de Salamanca incluido en la Lista Roja del Patrimonio, tras la Ermita Templaria de Sepúlveda de Yeltes, la denominada Ermita de la Virgen de la Vega o Ermita del Dolmen, el pasado mes de enero; y los restos del Colegio Menor Pan y Carbón de Salamanca, en julio de 2018.

Descripción del Colegio de Carvajal

La descripción que acompaña a la inclusión de este edificio en la Lista Roja del Patrimonio es que se trata de un edificio de dos plantas. El piso inferior presenta una puerta de entrada con grandes dovelas almohadilladas, en el lado derecho hay una ventana adintelada con reja y en el izquierdo una puerta más pequeña. Sobre la puerta se encuentra una inscripción en pizarra y sobre ella el escudo de su fundador. Las ventanas del segundo piso son arcos de medio punto también con grandes dovelas y en el tejado una espadaña de ladrillo que hoy no existe.