Martes, 21 de mayo de 2019

Afanados con el mimbre en Alcer Salamanca

El taller, que tiene lugar una vez a la semana, reúne a un grupo formado mayoritariamente por familiares de pacientes diagnosticados de enfermedad renal
Tarde en el taller de mimbre de la asociación Alcer Salamanca

En este taller no solo se aprende a hacer objetos de mimbre, y es que tiene la particularidad de ser terapéutico y de fomentar la buena compañía. Es el taller de mimbre de la Asociación Alcer Salamanca, un espacio de encuentro que una vez a la semana reúne a un grupo formado mayoritariamente por familiares de pacientes diagnosticados de enfermedad renal.

Tal y como explica Dimas, socio de Alcer y encargado de impartir el taller, trabajan con médula de mimbre, un material flexible pensado para hacer piezas de cestería y manualidades. Antes de empezar a trabajarlo hay que humedecerlo para que se ablande. Y no hacen falta muchos más materiales que las tiras de médula o de mimbre y unas tijeras, y el resto es cuestión de destreza y habilidad con las manos.

No hay prisa por terminar los cestos y otras piezas pequeñas de mimbre, porque de lo que se trata es de “pasar un buen rato”, “de salir de casa” y, como aseguran, “es relajante”, aunque a veces las tiras de médula se resistan a la hora de entrelazarlas para ir dándoles forma.

El taller de mimbre es una de las actividades de ocio que llevan a cabo en el Centro Integral de Servicios ubicado en el Zurguén, y que se suma a las tardes culturales, con visitas a las diferentes exposiciones de Salamanca.

Asimismo, en cuanto a actividades hay que destar la Escuela de Pacientes, puesta en marcha este año con una gran acogida en las dos sesiones celebradas hasta ahora.