Miércoles, 22 de mayo de 2019

¡¡¡Y lo siguen llamando democracia!!! (I)

“La democracia es algo dinámico que mejora o empeora; -siempre cito un verso de Bob Dylan- “Quien no está ocupado en vivir, está ocupado en morir”. La democracia es lo mismo: Si no mejora...”

(Javier Cercas)

Vivimos en la era de las tertulias televisivas en “Prime Time” o horas de mayor audiencia durante las cuales hay opiniones para todos los gustos llenas de medias verdades que ocultan las otras medias que no interesan al opinante de turno, uso de datos y encuestas al gusto, pastoreo por parte del conductor de tertulianos a veces ariscos pero colaboradores voluntarios, que van a los medios cobrado un “pastizal” para crear en los escuchantes la impronta de un mensaje a gusto de quien paga el festejo. En los debates “Prime Time” no hay que dejar resquicio a la reflexión y menos al análisis que siempre fueron, son y serán los que nos permiten comprender las imposiciones a las que sin recurso posible estuvimos, estamos y estaremos sometidos. La opinión que nos llega al gusto ya mascada, digerida y servida sirve para mantener la palabra democracia en boca de todos pero con sentidos tan diversos que me plantean muchas dudas que dejo en forma de: “Preguntas sin Respuesta Expuesta”.  

DEMOCRACIA: ¿Es nuestro sistema realmente democrático?. ¿De verdad es que sabemos el valor de la palabra, de lo que significa, estamos los ciudadanos, sus instituciones, sus políticos, educados preparados y concienciados para que el valor democrático sea vital y respetado?.

CONSTITUCIÓN: ¿Se aplica con rigor o solo se utiliza como arma arrojadiza?, pueden ustedes ser testigos cada día, como todos aquellos que evocan nuestra carta magna, no la quieren más que para ponerla de su parte, según convenga, ¿Por qué si se cumplen unos artículos, no se pueden cumplir los demás?. Por qué si se incumplen muchos no se pueden incumplir otros?. Debería ser la salvaguarda del pueblo, pero el pueblo es el convidado de piedra.

CONGRESO DE LOS DIPUTADOS: ¿La inasistencia de los diputados a las sesiones puede ser considerada una falta de respeto a los ciudadanos a los que representan y debe ser penalizada?. A veces da grima ver las bancadas semivacías, algunos dormitando, otros practican un enorme bostezo, que parece se le van a desencajar las mandíbulas, donde tan solo un ínfimo porcentaje de esos diputados, que dicen representarnos se esparcían por el hemiciclo, cual si estuvieran jugando al escondite, mientras uno de ellos se afana desde la tribuna en arengar o proponer cuestiones que está bien claro que no interesa. Y me pregunto: ¿Dónde cojones están los 300 que faltan con regularidad, no aparecen nada más que en los fastos importantes de partido y votaciones obligadas con inclinación de cerviz?.

INSTITUCIONES: ¿Aceptamos que nos sometan democráticamente, pero si pierden su ejemplaridad merecen nuestra confianza y respeto  sin haber antes sufrido un tratamiento agresivo y en profundidad o debemos seguir sufriendo y acatando calladamente por temor a represalias sus imposiciones?.

LEGALIDAD: ¿Existe una sola legalidad igual para todos o dos según sea el caso, una intransigente e incluso a veces cruel para quien trata de cumplirla y a quien se puede amenazar con persecuciones y embargos o la otra incapaz, insuficiente y remilgada para el delincuente que suele ser inembargable, peligroso o dispone de medios abundantes obtenidos de forma ilegal que le permite defensas largas y eficientes?. Ya lo hemos visto en cada juicio o llamada a declarar, cual es el comportamiento, el descaro las incongruencias, las arrogancias y esa altanería grosera y montaraz, y cuando  su impunidad se resquebraja, carecen de valor para asumir responsabilidades, o tratan de sacudírselas a otros.

ELECCIONES: ¿Valen todos los votos lo mismo y tiene alguna consecuencia en el reparto de poder la abstención?. -LEY D´HONDT  o nuestro sistema de recuento electoral: equilibra realmente los resultados electorales o los desequilibra priorizando los votos de las áreas menos pobladas que pueden acabar imponiendo criterios a las áreas más pobladas que al final son las que sostienen la parte gruesa del sistema? Es un sistema injusto, que se ha venido aceptando, pero que sin embargo, ahoga a muchos partidos y a su representación, tanto en el gobierno central como en el autonómico, además exageradamente.

Fermín González      salamancartvaldia.es                                                  blog taurinerías