Viernes, 22 de marzo de 2019
Las Arribes al día

Iberdrola Renovables proyecta levantar en gran parque eólico en Villarino

Ha solicitado la instalación de una torre de medición en la Peña de los Gatos, en la finca de las Cañadas, con el objetivo de instalar aerogeneradores por varios cientos de Mw

Zona de la finca Las Cañadas en las que se ubica el proyecto de Ibedrola / CORRAL

Iberenova Promociones SA (Iberdrola Renovables) ha solicitado al Ayuntamiento de Villarino la instalación en su término municipal de una torre de medición al objeto de evaluar la idoneidad del terreno para levantar un gran parque eólico, “uno de los más importantes de Castilla y León”, señala el alcalde de la localidad, Julián Martín, que se encuentra muy ilusionado por lo que supondría este proyecto para el municipio, “tanto en empleo durante la obra como en ingresos para el Ayuntamiento, que se traduciría después también en empleo para fijar población, que es el grave problema que tenemos”, añade.

Hace una semana Iberdrola anunciaba en Londres en el marco de las Perspectivas Estratégicas 2018-2022, el desarrollo en España de al menos 10.000 nuevos megavatios (MW) solares y eólicos para 2030, lo que supone casi triplicar su potencia actual en el país con estas dos tecnologías. Para 2022, además, Iberdrola ya habrá puesto en marcha 3.000 nuevos MW renovables en el país, un 52% más que su capacidad eólica y solar actual. A día de hoy, la compañía ya cuenta con más de 700 MW en construcción, 2.500 MW en desarrollo y una cartera superior a los 7.000 MW.  

Precisamente, entre estos últimos se enmarca el proyecto de Villarino, que se asentará sobre un total de 3.000 hectáreas, terrenos repartidos en varias fincas privadas y 800 hectáreas en suelo municipal. El epicentro del proyecto se asienta en la finca Las Cañadas. Concretamente la torre de medición se ubicará sobre el punto de mayor altitud, La Peña de los Gatos (800 m), por lo que las mediciones se realizarán a una cota cercana a los 900 metros sobre el nivel del mar.

Iberenova Promociones SA ha solicitado ya al Ayuntamiento la licencia para instalar la torre de medición, solicitud que el Consistorio trasladará a la Comisión Territorial de Urbanismo de la Junta de Castilla y León en Salamanca para el cambio de uso de suelo rústico a industrial, que se espera se reúna a lo largo de este mes y cuya petición sea aceptada, pues lo terrenos en los que se asentará el proyecto no están afectados por ninguna figura de protección medioambiental.

El periodo de pruebas será de un año, aunque el alcalde confía que una evaluación de seis meses sea más que suficiente, por lo que “si todo va como se prevé, en un año podríamos ver el inicio de las obras, porque el comienzo sería inmediato a las pruebas”. Según el alcalde, “lo más difícil en principio era el terreno, y eso ya está solucionado”, será en régimen de alquiler y la instalación no afectará a los usos tradicionales, especialmente a la ganadería en régimen de extensivo. El segundo escollo era la evacuación de energía, y “eso lo tienen solucionado con Red Eléctrica al tener la propia Iberdrola subestaciones muy cerca”.

Esta no es una idea nueva en esta zona. Julián Martín recuerda cómo en una de las fincas afectadas, una de las partes de La Zarza de Don Beltrán, una empresa instaló en el Teso de Las Greas una torre de medición de viento, “pero no se llevó a cabo porque la empresa fue a la quiebra”. Ahora, el interés de Iberdrola hace que el proyecto sea mucho más creíble.

Julián Martín reconoce estar muy ilusionado con el proyecto, pues “es el fruto de un trabajo que he llevado a cabo personalmente durante dos años, porque mi principal objetivo aquí en este tiempo ha sido crear empleo y lograr recursos económicos para el Ayuntamiento, y que se conviertan también en trabajo para la gente”. El periodo de ejecución del proyecto del parque eólico será de dos años y en las conversaciones mantenidas con los responsables de Iberdrola “he exigido que la mano de obra no cualificada sea del pueblo o de pueblos de la zona si no hay en Villarino, y a cambio he ofrecido ventajas fiscales en cuanto a licencias y demás”.

Además de la creación de empleo durante las obras, principalmente, el Ayuntamiento recibirá importantes ingresos por el alquiler del terreno y la producción de energía eléctrica, cantidades que no se ha atrevido a desvelar porque este dato “varía en función de la producción”. Tanto el importe de alquiler como el del IAE iría en función de la producción, “pero aquí no tendremos que repartir con nadie”, frase que hace referencia a la central hidroeléctrica que posee Iberdrola en esta localidad y de cuyos ingresos por producción, un 50%, aproximadamente, se reparte entre los municipios afectados por el embalse de Almendra, que es del que se abastecen los seis grupos generadores instalados.

Aunque el regidor no ha querido desvelar la magnitud del proyecto, este comprende varios cientos de Mw, por lo que se colocaría como uno de los parques eólicos más importantes de España. De ponerse en marcha el proyecto con las actuales previsiones, según ha podido saber LAS ARRIBES AL DÍA, el Ayuntamiento de Villarino podría obtener por ambos conceptos ingresos similares a los que percibe actualmente por la central hidroeléctrica, unos 500.000 euros anuales.