33 años de una emocionante aventura ganadera audiovisual

En 2019 se cumplen 33 años de la maravillosa aventura ganadera que viví en compañía de Pedro Iturralde Castrillo allá por el año 1986. Un buen día se presentó Pedro en mi lugar de trabajo y después de saludarme me dijo: “mira quiero hacer esto –me enseñó el libro de la Unión de criadores de toros de lidia- pero en video”.

 En aquellos años el desarrollo del video en este género apenas daba los primeros balbuceos. No había móviles y, por supuesto, nada que ver con las fantasías técnológicas de la actualidad. Las cámaras eran filmadoras de un tamaño respetable, funcionaban con cintas y el sistema de video más generalizado era el VHS porque Beta no cuajó.

 Yo tenía 27 años y taurinamente hablando, era una esponja, me metía en todos los jardines que me proponían. Y comenzamos la empresa, que consistía en elegir, la elección ya la había hecho él, diez ganaderías salmantinas representativas en aquellos años del panorama taurino y  contar su historia filmando los toros en el campo (Pedro era un fenómeno para eso), entrevistar a los ganaderos y dar a aquello hilazón y continuidad, mi función. Y así fue como nos tiramos varios meses visitante el campo charro los fines de semana, yo no sé los kilómetros que pudimos hacernos, pero fueron muchos.

 He encontrado aquel trabajo, que se editó pero no se distribuyó por problemas burocráticos o de permisos, cuando hurgaba en la maleta donde tengo fotos y fotos y recortes y periódicos de aquellos años. Y he vuelto a visionarlo. ¡Caray!, menuda sorpresa me he llevado. Uno, jovencito, con mi buen amigo Pedro, fallecido prematuramente en un accidente de automóvil…y  diez ganaderos emblemáticos de esta tierra, la mayor parte de ellos también ya fallecidos.

 Un documento histórico en el que aparecen entrevistados por servidor mitos de la ganadería brava salmantina como Antonio Pérez Tabernero, Paco Galache, José Matías Bernardos “Raboso”, Juan Luis Fraile, Antonio Peláez Lamamiec de Clairac, Bernabé Fernández Cobaleda (hijo de D. Atanasio) Andrés Rodríguez (hijo de D. Dionisio Rodríguez), Justo Nieto o Juan Andrés Garzón.

 Ellos, de viva voz, cuentan los pormenores de sus ganaderías, el origen, el tipo de toro etc…

 Se completa el trabajo audiovisual, con la locución y el montaje musical de José Delfin Val, el  cámara Carlos Guillén, ayudante de cámara Juan Antonio López, la coordinación de Florencio Mata y la realización y producción de Videolid S.A,. Se rodaron también sendos reportajes sobre el herradero y la tienta, faenas esenciales en una ganadería brava. El primero en Campocerrado, en casa de Atanasio Fernández, el segundo en Zorita de Pelilla, en tierras de Ledesma, finca de D. Justo Nieto. Tienta el matador de toros salmantino Ricardo Sánchez Marcos.

 En fin, un trabajo de juventud que visto ahora, desde la distancia de 33 años, nos hace reflexionar en profundidad sobre hechos y gentes del universo taurino y ganadero que enmarcaron un tiempo y una época y que, irremisiblemente, nos aboca a un escenario de nostalgia pero vivido con pasión y energía inolvidables.