Conflicto

Mar adentro no encontraremos la paz que buscamos. También en el mar hay peligros por caminos que se borran al pasar. Allí donde vamos, desplazamos con nosotros el desorden. Pues, nada de lo exterior, puede resolver nuestros conflictos internos. “El movimiento de las aguas y el polvo de los caminos, enturbia menos la conciencia que nuestra agitación interior”.

      Manuel Lamas