Sábado, 21 de septiembre de 2019

Juan Cruz Sagredo

Sinceramente; hoy antes de comenzar este artículo abreviado sobre la vida de un-personaje singular-que “pasó por aquí” y dejó su-HUELLA-, Juan Cruz Sagredo (q.e.p.d), me he visto por primera vez “agobiado”, sabedor que soy de que por mucho que lo intente no podré reflejar en este escrito toda su larga trayectoria, pues necesitaría para ello, no un breve artículo, sino un voluminoso libro.

Pero me anima el intentarlo algo que supuso para mí  un gran honor en su momento; como lo fue el Prólogo que escribió para el primero de mis libros -GENTE MAJA, 32 personajes salmantinos, año 1999- el gran periodista y amigo Enrique de Sena (q.e.p.d), y que dice así en el apartado final: “De ahí que no sea herrado, excesivo o motivo de amistad aduladora, decir que Anselmo Santos  con sus 32 personajes salmantinos “retratados” (luego fueron-64 personajes en 2008), ayuda a mejor entender la Salamanca del Siglo XX”.

-A mí Personaje Singular de hoy le fui a ver hace mucho tiempo a La Alquería de Tajurmientos, que “viene” en el-ESPASA y que tiene término propio y también señorío. Recuerdo aún nítidamente, como Juan, cabezal en mano izquierda, pantalón de pana, botos camperos, largo chaquetón y gorra visera a cuadros, “andaba” tratando de apaciguar a sus dos fenomenales caballos -“Cortés” y “Colín”- que estaban un tanto “sulivellados”… tal vez por estar cercana la primavera… ¡Tranquilo “Cortés”, tranquilo, tranquilo”.

-Apaciguados los ánimos, atravesamos el prado hacia las casas de La Alquería y en lo alto de la Ermita se divisaba la veleta con figura de una vaca flaca, que daba vueltas y vueltas… y yo iba ensimismado pensando que caminaba al lado de un hombre amable, que ha sido y es: “Doctor en Veterinaria, master en Comunidades Europeas y Derechos Humanos de la Real Academia de Medicina de Salamanca, Profesor Universitario, Diplomado en Sanidad, Caballero de la Orden de Cisneros, Comendador de la Orden Civil del Mérito Agrícola, Cruz del Mérito Turístico, Caballero del Imperial Monasterio de Yuste, Caballero de la Orden Soberana y Militar del Temple, con el número 45… Premio Nacional de Fin de Carrera, Víctor de la Universidad Complutense de Madrid, Premio Extraordinario en el Doctorado, investido solemnemente en Alcalá de Henares como Doctor en Veterinaria, Tesis Doctoral traducida al Inglés y publicada en la-Universidad de Illinois…

Hacemos un alto para respirar…  

-Me contó también que fue (ya en su estancia en Salamanca), fundador junto a Don Antonio Estella de los Servicios de Mejora Ganadera  y que en su despacho de la Diputación se gestó la compra de Castro Enriquez, la creación de Vaca Morucha, El Mercado de Ganados y el Centro del IATO, junto a aquel hombre entrañable, Lucena Conde. También, La Granja Escuela de Capataces y El Laboratorio Pecuario, donde intervinieron me comenta agradecido: “Esperabé de Arteaga, Eduardo Tapia, Alipio Pérez Tabernero, Luis Igea, Gómez Rodulfo, Jesús Sánchez Arjona y otros ilustres salmantinos”. Hombres a los que tenemos que rendir homenaje, esto que no se olvide.

-Orgulloso, y lo decía sin ninguna vanidad estaba de su “paso” como Delegado de Agricultura donde estuvo nueve años. Igualmente de haber estado en Caja Rural de Salamanca. Colaboró con la Universidad Pontificia en la fundación de la Cátedra Superior de Estudios ÁGRARIOS. Y orgulloso estaba de haber podido redactar en su despacho y línea por línea, toda la parte técnica dispositiva del Jamón Ibérico de Guijuelo y también redactar la Norma de Calidad del Lechazo Castellano Leonés que… costó sudores y tuvo anécdotas.

-Juan, ¿Cuáles son sus “otras” pasiones?

-La música, los caballos, la caza, la poesía, la escritura de artículos, escribir libros, participar en la Política local y nacional y… ¡El tamboril y la gaita!... ¿Te parece poco? –Tengo editados 4-LP-en Discos dedicados a temas de-gaita y tamboril-del Norte de Cáceres y la Sierra salmantina, y uno específico sobre esta música en Salamanca y Zamora y tengo también ¡uno pequeño de Villancicos! En 1973, siendo yo –Diputado Provincial se creó la Escuela de Folklore de Salamanca que para mí supuso una gran satisfacción. En varios temas he publicado más de cien trabajos, tres libros de temas científicos, y muchos artículos… Ahora estoy “inmerso” en un libro de poesía (me dice socarrón: “hago muchos versos y poca poesía”), que se titula ‘Brotes de Poesía’ y que espero publicar.

-Habiendo llegado hasta aquí y dado que la historia de Juan Cruz Sagredo continua; será hoy obligatorio, el recordar a nuestra inefable amiga Mari Loli y su clásica expresión de sorpresa máxima: Por Diossssss…

-Sí… porque tengo que añadir algunas “cositas” más del singular-Juan Cruz Sagredo; que nació en Piornal pueblecito en las estribaciones de la Sierra de Gredos donde su padre era maestro y pequeño agricultor. Su padre con enorme esfuerzo le “mandó” a Madrid en 1949, donde le enviaba 900 pesetas que él se “apañó” en ampliar dando clases particulares de latín y matemáticas y así poder sacarse un abono para los toros…

-En el trascurrir de nuestra entrevista y eso después de haberme enseñado, siendo testigo directo, un Panteón grandioso; donde él (en ese día inexorable) será enterrado en pleno campo de su querido “Tajurmientos”, también me dejo “otras perlas”. La primera cuando le pregunté… ¿Qué harás a partir de mañana? Y me contesto sonriente,… ¡Pues desempeñar mi función de Veterinario de-Villar de Peralonso!

-También: “Yo estoy convencido que de algún modo los hombres nos morimos y estoy seguro que amigos míos, Eduardo Tapia, Antonio Estella, Jesús Sánchez Arjona y el propio Esperabé de Arteaga; desde algún sitio me están escuchando”.

-Se había hecho de noche cuando terminamos nuestra charla. Qué digo terminar… cuando “cortamos” nuestra charla. El Real Madrid ganaba por 2-0 al Bayer, y yo acabo de ser testigo de la presencia de un hombre singular. Que, tal vez, y “esté donde esté” se enfade hoy conmigo por “contar” todo esto de él. Pero yo solamente estoy recordando; lo que todo el mundo ya sabe. (A vuela pluma “añadiré”. Con Juan Cruz Sagredo-participé en dura brega, durante las-Listas al Congreso- en Salamanca; Juan era el segundo y yo el cuarto; ninguno de los dos salimos elegido. ¡Quedó en anécdota!).

-Decía que se había hecho de noche; “Cortés” y “Colín” sueltos y felices en el prado habían terminado sus desavenencias, dos perros mastines vigilaban la entrada a –Tajurmientos- la carretera de ida a Salamanca está solitaria, por eso del futbol. ¡Mañana será otro día!

Y no olvidéis que: “Personas Singulares-son aquellas que pasaron “por aquí” y dejaron su –HUELLA. Pues eso.