Sábado, 16 de febrero de 2019

Ciudadanos: Margarita por deshojar mientras arrecia la competencia

Una vez que el coordinador autonómico de IU, José Sarrión, no ha encontrado competencia en las primarias convocadas por su formación política, y teniendo en cuenta que Vox, consecuente con su aversión al Estado de las Autonomías, pasa de presentar candidato a la presidencia de la Junta, tan solo queda Ciudadanos por despejar quien ilustrará su cartel en las próximas elecciones autonómicas de Castilla y León.

Anunciaron que sería en enero, pero avanza febrero sin que la formación naranja afronte el proceso de primarias para elegir sus candidatos tanto a las autonómicas como a las municipales. “El topillo” se hacía eco hace unos días de los rumores que relanzaban la posibilidad de que candidato a presidir la Junta en 2015 y actual portavoz parlamentario, el salmantinoLuis Fuentes, repita cartel frente a la opción alternativa encarnada por el único diputado del Congreso con que cuenta Ciudadanos en Castilla y León, el médico vallisoletano Francisco Igea.

Ambos pertenecen a la dirección nacional del partido y tienen claro que no competirán entre sí en las primarias pendientes de celebrar, de modo que entre los dos solo concurrirá al proceso el que previamente resulte ungido por Albert Rivera. A la espera de que éste deshoje la margarita, un tercero muy directamente concernido es el procurador salmantino y portavoz adjunto del grupo parlamentario, David Castaño, quien podría verse obligado a ceder a Fuentes el número uno de la lista por Salamanca en el caso de que fuera Igea quien asuma la candidatura a la presidencia de la Junta.

En las municipales Ciudadanos va a tener que competir en algunos ayuntamientos con otras formaciones que también autoproclaman su vocación centrista. Es el caso del partido Contigo Somos Democracia (CSD), formación de ámbito nacional que reagrupa al rosario de disidentes que han ido siendo expulsados o han abandonado el partido naranja a lo largo de la legislatura que concluye, buena parte de ellos a raíz del Congreso en el que Ciudadanos se deshizo de la etiqueta socialdemócrata y abrazó con efusión el liberalismo puro y duro.

El CSD ya tiene candidato a la alcaldía de Salamanca, el abogadoAntonio Jiménez Rodríguez, y se da por hecho que la concejala no adscrita Silvia Álvarez de Eulate, expulsada en su día del partido naranja, encabezará la lista municipal por Burgos. Otro expulsado y concejal no adscrito, el que fuera candidato a la alcaldía de Valladolid,Jesús Presencio, está enrolado asimismo en esta formación.

Harina de otro costal es “Centrados en Segovia”, agrupación heredera de la desaparecida UPyD de Rosa Díez, que cuenta, entre otros cargos institucionales, con los dos concejales conseguidos en 2015 en el consistorio de la capital, así como con un diputado provincial. La formación, que ha seguido manteniendo, junto a IU, la exigencia de responsabilidades por los fiascos que han rodeado a la extinta Caja Segovia, piensa proseguir su rumbo sin haber mostrado el menor interés en confluir con Ciudadanos.