Lunes, 18 de febrero de 2019
Ciudad Rodrigo al día

Las obras de la Rúa del Sol han costado en torno a un 10% más de lo previsto

Falta por instalar un foco para alumbrar artísticamente la cara de la Puerta del Sol que da al interior de las murallas

El alcalde de Ciudad Rodrigo, Juan Tomás Muñoz, y el delegado de Obras Joaquín Pellicer se acercaron en la mañana del jueves hasta la Rúa del Sol para dar a conocer los detalles de la intervención que se ha realizado en los últimos meses en el tramo de esa vía comprendido entre la confluencia con las calles Muralla y Enrique Zarandieta y el Revellín de San Andrés.

La obra ha consistido, por un lado, en el cambio de las redes generales (de saneamiento y abastecimiento), y por otro, en la sustitución del pavimento, empleando el mismo estilo de adoquines y losas presente en los espacios del centro histórico que se han ido reformando en los últimos lustros.

Según señaló Juan Tomás Muñoz, en el pavimento se ha querido dejar constancia, mediante dos franjas con un tipo de piedra diferente, del espacio por el que transcurría el foso antes de la construcción de un puente de caballetes desde la Puerta del Sol hacia el Revellín de San Andrés hace algo menos de un siglo (sobre 1925).

Además, se ha renovado la iluminación de la bóveda de la Puerta del Sol, con la colocación de varios focos a pie de bóveda, lo que ha permitido la retirada del cableado que iba por las hornacinas, que han sido cegadas. Para rematar la actuación, se va a colocar un foco de iluminación artística en la cara interna de la Puerta del Sol (la externa ya cuenta con ello desde hace algo más de un año).

Inicialmente, la obra tenía un presupuesto de 96.361,70€, financiados en un 90% con Fondos Provinciales de la Diputación de Salamanca, pero su coste se ha incrementado ligeramente, en unos 8.000-10.000€ (aún faltan por llegar algunas facturas).

Como señaló Joaquín Pellicer, ha sido una actuación “importante, que repercutirá en un mayor aprovechamiento por la ciudadanía de esta zona”. Por su parte, Juan Tomás Muñoz indicó que era una obra “necesaria” para sustituir las canalizaciones, considerando que la gente “ha quedado contenta”, ya que ahora se puede transitar con mayor comodidad por el nuevo pavimento frente a lo “irregular” que era el anterior.

Aprovechando la comparecencia, Juan Tomás Muñoz y Joaquín Pellicer informaron que se está procediendo a actuar en la superficie de la Plazuela del Conde, un lugar “muy problemático” porque tiene “un defecto de ejecución”, ya que en su día no se echó una carpa de mortero de agarre, y directamente sobre la capa de mortero semiseco se colocaron las baldosas, lo que hace que éstas se desprendan con facilidad.