Sábado, 16 de febrero de 2019

Cartas de los lectores

Carta abierta al consejero de Sanidad de Castilla y León, Antonio Sáez Aguado

Duele su indolencia al ver y escuchar su intervención en el último Pleno de las Cortes, duele. Duelen sus mentiras. Duele su ignorancia. Duele su superficialidad. Duele su falta de sensibilidad. Duele su hastío.

Desde la FeSP-UGT de Salamanca hemos denunciado repetidas veces, denunciamos nuevamente y seguiremos denunciando que los servicios de transporte sanitario de Sacyl en Salamanca no cumplen las condiciones impuestas en la contratación.

Desde hace varios años la ingeniería empresarial y financiera han ocasionado la degradación y la merma de calidad de este servicio del que Vd. es responsable.

Después de quejas sucesivas a la empresa y a la Gerencia de Salud de Área y de denuncias a la Inspección de Trabajo, curiosamente incontestadas casi en su totalidad, tuvimos reuniones para mostrar nuestra preocupación  con la Gerencia de Salud de Área de Salamanca y en verano, después de la inacción, acudimos a denunciar públicamente los hechos en defensa de los recursos públicos, y más importante, en defensa de la calidad de  los servicios que se contratan para el bienestar y la salud de los ciudadanos. La callada por respuesta.

Posteriormente los denunciamos ante el Delegado de la Junta en Salamanca verbalmente y por escrito en fecha 14 de Noviembre de 2018. Otra callada por respuesta.

Y en el Pleno Vd. miente cuando afirma que se ha reunido con este sindicato y sus representantes para solucionar todas estas denuncias.

Y en el Pleno evita pronunciarse sobre la legalidad o no del desmantelamiento de los centros coordinadores del transporte sanitario en las provincias de Castilla y León, claro ejemplo de su falta de interés en el servicio público y en el cumplimiento del contrato. 

Y en el Pleno, Vd. no niega los hechos.

Y en el Pleno, Vd. no expone ninguna inspección ni averiguación realizada. 

Y en el Pleno, Vd. en ningún momento califica las denuncias de invento.  

Y en el Pleno, Vd. sólo argumenta que el usuario se queja poco. Se quejan 4 veces más que hace 4 años y muchos no tienen tiempo, no saben, tienen miedo a hacerlo, considera un favor en vez de un derecho este servicio, y lo más preocupante también los hay que no se quejan por el hastío, el mismo hastío Vd. demuestra en el Pleno. 

Y en el Pleno, tiene Vd. la desfachatez de, en vez de investigar, pedir que le hagamos el trabajo y le demos pruebas. Reclama usted a los demás el trabajo que Vd. no hace: controlar con eficacia y rigor las contrataciones de las que nadie más que Vd. y sus colaboradores son responsables.

Además de irresponsable, vago, le dirían algunos; otros le calificarían de inepto y otros de caradura. Nosotros simplemente le calificamos de indolente.

Le comunicamos por medio de esta carta pública que tiene a su disposición en nuestra sede todas las pruebas que sustentan nuestras denuncias. 

Cuando tenga a bien VD ejercer su cargo y su responsabilidad tiene aquí su casa, la casa del pueblo.

A pesar de todo, SALUD                           

Fernando López Sánchez

Secretario General FeSP-UGT Salamanca