Miércoles, 20 de febrero de 2019
Las Arribes al día

Los vecinos de Peralejos de Abajo ya están bajo la protección de las gargantillas de San Blas 

Finalizados los actos religiosos el Ayuntamiento ofreció un convite-comida después de realizar un repaso a la actividad municipal del último año

Después de un inicio festivo con mucha música y actividades dirigidas a los niños, los vecinos de Peralejos de Abajo celebraban este domingo el día grande las fiestas de San Blas, patrón de la localidad, y que comenzaba con los actos religiosos, misa y procesión con bendición de gargantillas.

Así, decenas de gargantillas volvieron a salir bendecidas de la peana de San Blas para proteger a los vecinos de Peralejos de Abajo. Tras la eucaristía oficiada por el párroco José Antonio Andújar, los vecinos de Peralejos de Abajo recogían sus gargantillas para salir en procesión con el Santo a hombros por las calles de la localidad.

Concluidos los actos religiosos, el salón multiusos albergaba la comida-convite ofrecida por el Ayuntamiento en calidad de mayordomo de estas celebraciones. Pero antes del reparto de una exquisita paella como plato único, el alcalde del municipio, Alfonso Castilla, hacía un repaso a la actividad municipal del último año.

Repaso a la actividad municipal

De su intervención cabe destacar dos temas, la reivindicación “por una sanidad digna”, y la nueva revisión catastral. Sobre el primer asunto, Alfonso Castilla presentó a los asistentes una campaña de recogida de firmas para pedir a la Junta que mantenga la consulta médica durante tres días a la semana, aspecto que no se da en la actualidad y que obliga a personas de avanzada edad y sin medios propios de transporte a desplazarse a otros municipios para solicitar una receta médica.

En cuanto a la revisión catastral, animó a los vecinos a presentar recursos ante el Catastro en desacuerdo con los valores estimados, a la vez que anunció una nueva bajada del IBI para que los resultados de las inspecciones resulten más leves para los bolsillos de los vecinos, incluso señaló que en el caso del cobro retroactivo del impuesto, el importe será devuelto por el Ayuntamiento.    

También explicó la negativa del Obispo de Salamanca para ceder el Hogar Parroquial al objeto de su rehabilitación, las obras para el alojamiento en la planta primera del bar municipal y las obras de unos aseos en la trasera del salón multiusos.

  • Tras la misa tenía lugar la bendición de gargantillas, que dicen libran de los males de garganta / CORRAL