Lunes, 20 de mayo de 2019
Ciudad Rodrigo al día

Arturo Regalado camina hacia la leyenda

Santiago Corchete Gonzalo propone que Arturo Regalado sea distinguido como ‘Hijo Adoptivo de Ciudad Rodrigo’

¿Qué persona mayor de veinte años residente en la Tierra de Ciudad Rodrigo desconoce al popular Arturo Regalado, o al menos no ha escuchado celebrar el relato de alguna de sus múltiples anécdotas, habilidades artísticas, folklóricas, ingenio, bromas y leyendas del campo charro? Si existiera alguien, que alce la mano para darse a conocer como persona rara, rarísima. Y es que el carisma tan innato de nuestro protagonista nos parece que se halla instalado, desde hace bastantes años, en el imaginario colectivo popular por méritos propios, a semejanza de celebridades como “Triguito”, “Conrado”, “Pesetos” y tantos otros personajes, cada cual con su peculiar estilo y maneras de ser y de actuar siempre inimitables.

No pretendo aquí y ahora relacionar de forma pormenorizada los datos biográficos de Arturo Regalado; tiempo y lugares habrá (D.m.) más adecuados para hacerlo “in extenso” y como a nuestro juicio él bien se merece. De manera que el objetivo de esta crónica un tanto pre-carnavalera es fundamentalmente atraer la mirada lectora y posterior reflexión de aquellas personas de buen y agradecido corazón que han colaborado con él en múltiples ocasiones y que, por tanto, mejor conocen los registros humorísticos, artísticos (bailes y danzas charras, esculturas…), disfraces, humoradas y bromas, etc. Estoy pensando en voz alta en Francisco Ledesma, Joaquín Sánchez (Tato “Galerías”), Laurentino Risueño (“Lauren”) y tantos otros nombres plenamente activos aún en los ámbitos cultural y popular de nuestra ciudad. En el enlace que transcribo a continuación, pueden leerse con sumo agrado varias páginas escritas con muy buena factura literaria, que describen diversas facetas biográficas sobre Arturo Regalado, y que están firmadas por el famoso bloguero itinerante don Antonio Castaño, cuya lectura recomendamos muy vivamente porque no tienen desperdicio:

https://caminandoyrelatando.wordpress.com/2018/10/10/arturo-regalado-d-quijote-del-campo-charro/

Tras su atenta lectura, habrán visto ustedes que hacia el final del texto, don Antonio Castaño destaca los grandes servicios, derroche de simpatía y bonhomía que Arturo Regalado ha entregado altruistamente a favor de la concordia y convivencia vecinal desde que comenzó a residir con su familia en nuestra ciudad hasta la fecha en que nos encontramos; es por cuanto considera que se ha hecho acreedor a la distinción y  honor de ser declarado “Hijo Adoptivo de Ciudad Rodrigo” por la Corporación Municipal mirobrigense, petición a la que unimos nuestra adhesión personal más sincera, fervorosa y entrañable. Así mismo, en el enlace del video que insertamos unas líneas más abajo, cuya autoría pertenece a don José Mª Regalado Huertas, nieto de nuestro protagonista, pueden verse imágenes bellísimas retrospectivas del gran Arturo, que resumen de muy grato modo el amplísimo registro de experiencias llevadas a cabo a lo largo de su ya dilatada existencia. No se las pierdan; constituyen un tesoro memorialístico de primer orden sociológico y antropológico. Disfrútenlas.

Finalmente, ahora nos corresponde actuar a los admiradores y amigos de Arturo Regalado. ¿Cuándo y cómo? Pues desde ya mismo recogiendo firmas y datos complementarios: nombre y apellidos de cada persona firmante, DNI, y población de residencia. Sería excelente montar alguna mesa con  folios en cuyo encabezamiento se halle redactada la finalidad de tal recogida de firmas y… MANOS A LA TAREA. Cuantas más firmas se consigan, mejor que mejor saldrá el resultado. Aprovechar los días del pre-carnaval y los propiamente carnavaleros serían formidables para tal propósito, al igual que las amplias y muy visitadas jornadas de la Semana Santa. No olvidemos un solo instante que el gran artista nacido en Yecla de Yeltes, corazón del campo charro, bien merece la suma de nuestro esfuerzo colectivo y cooperativo, porque a nuestro modesto parecer, los pasos añosos de Arturo Regalado ya se hallan caminando hacia la leyenda.