Domingo, 26 de mayo de 2019
Ciudad Rodrigo al día

1Foto: Las vigilantes de Las Claras

Desde hace ya 2 años el histórico Convento mirobrigense permanece vacío

Las cigüeñas, sobre los muros de Las Claras, con la campana de Las Carmelitas de fondo

Durante estos días se están cumpliendo dos años del momento en que cerró sus puertas el histórico Convento de las Madres Clarisas de Ciudad Rodrigo, que llevaba funcionando desde 1230, todavía en vida de Santa Clara.

Como se explicó en su día, el cierre del Convento vino motivado por la marcha en pocas semanas de las jóvenes de origen keniata que se habían ido incorporando, quedándose únicamente tres monjas españolas. Debido a su bajo número, fueron reubicadas en otros conventos de la Orden de las Clarisas a la espera de que el Monasterio mirobrigense pudiera tener “refuerzos por parte de otros monasterios con más vocaciones” y de este modo reabrir sus puertas, según señaló en aquel momento el Obispo Raúl Berzosa.

Sin embargo, transcurridos dos años, el Convento todavía sigue cerrado. De este modo, las ‘únicas moradoras’ del histórico espacio son las cigüeñas que aparecen en la imagen, que haciendo honor al clásico refrán sanblasero se están dejando ver por allí esos días (de fondo de la imagen aparece la campana del vecino Monasterio de las Carmelitas).