Viernes, 15 de febrero de 2019
Las Arribes al día

Los vinos de la DO Arribes aumentan sus ventas un 60% en los últimos dos años

Ha pasado de 404.023 contraetiquetas en 2016 a 645.084 contraetiquetas en 2018 y con una gran presencia internacional
Los viñedos de la DO Arribes se asientan sobre la Reserva de la Biosfera Meseta Ibérica y el Parque Natural Arribes del Duero

La Denominación de Origen Arribes se está consolidando como una de las Denominaciones de Origen de referencia en nuestra Comunidad Autónoma incrementando sus ventas en los últimos dos años un 60%, periodo en el que ha pasado de 404.023 contraetiquetas en 2016, a 512.056 en 2017 hasta las 645.084 contraetiquetas en 2018, con una gran presencia en países como Bélgica, Alemania, Dinamarca, Suiza, Reino Unido, Francia, Noruega, República Checa, Estados Unidos, México, Colombia, China o Japón.

Estos resultados son el fiel reflejo del gran trabajo que, a lo largo de los años, han venido realizando las bodegas y viticultores en este espléndido territorio de las provincias de Salamanca y Zamora.

La Denominación de Origen Arribes está enclavada en un espectacular territorio, incluido dentro de la Reserva de la Biosfera Meseta Ibérica y del Parque Natural de Arribes del Duero, río que, unido a otros afluentes como el Tormes, el Águeda y el Uces, han horadado el zócalo granítico formando un paisaje mágico.

Actualmente la Denominación de Origen Arribes abarca 47 municipios de las dos provincias206 viticultores y 257 hectáreas de viñedo inscritas en el Consejo Regulador. 17 son las bodegas que, desde hace más de dos décadas, realizan vinos, -blancos, rosados y tintos-, con una personalidad única fruto de la unión de, un clima con características mediterráneas particularmente beneficioso para el cultivo de la vid, suelos graníticos y pizarrosos dotados de una composición única y de un viñedo de más de 70 años de variedades autóctonas (Juan García, Bruñal, Rufete,…) y foráneas (Tempranillo, Syrah, Mencía, Malvasía…) perfectamente adaptadas a nuestra zona.

Los vinos amparados por la DOP ARRIBES se caracterizan por su perfil aromático que les diferencia de otras zonas, por una acidez natural que les aporta frescura y, en el caso de los tintos, por una alta concentración de polifenoles y aromas a fruta compotada y madura.