Domingo, 26 de mayo de 2019
Béjar al día

Amdeve se suma a las concentraciones por la igualdad del movimiento feminista andaluz

Con el lema ‘¡Nuestros derechos no se negocian! ¡Ni un paso atrás en igualdad!’, Amdeve convoca a una concentración el día 15 de enero a las ocho de la tarde en los Portales de Pizarro

Asociación de Mujeres Deobriga Vetonum (Amdeve)

La Asociación de Mujeres Deobriga Vetonum (Amdeve) se suma a las concentraciones convocadas por el movimiento feminista andaluz con motivo del Debate de Investidura de la Presidencia de la Junta. La cita será el día 15 de enero a las ocho de la tarde en los Portales de Pizarro de Béjar.

Bajo el lema Nuestros derechos no se negocian. ¡Ni un paso atrás en igualdad!, organizaciones de mujeres y feministas de Andalucía han convocado concentraciones ante el Parlamento de Andalucía y en las ocho provincias, el próximo martes, con motivo del Debate de Investidura de la Presidencia de la Junta de Andalucía.

Amdeve hace esta convocatoria poniendo de manifiesto que este ha sido un tema especialmente mediático estas últimas semanas, ya que entre las declaraciones de uno de los líderes políticos implicados en este pacto han sido especialmente hirientes y sangrantes. Añadiendo que, sin embargo, esto no se queda solo en palabras, sino que el documento que presentaron con sus exigencias para apoyar un gobierno del PP da el mismo miedo o más, ya que parece un manifiesto en pro de la misoginia, racismo y la lgtbiqfobia.

Si algo han demostrado durante siglos los movimientos feministas es que lo último que van a hacer es quedarse de brazos cruzados, “La calle es nuestro mayor escenario y la lucha nuestra bandera. Las compañeras andaluzas han hecho un llamamiento en su comunidad para demostrar que para atrás no se va ni para coger impulso y el resto de compañeras de otras comunidades también estamos con ellas”.

La Asociación de Mujeres Deobriga Vetonum, se suma a las reivindicaciones recordando que el movimiento feminista tiene que ser necesariamente interseccional que sus compañeras racializadas y las personas con diferentes identidades de género y orientaciones sexuales no pueden ser invisibilizadas. Algo que ya destacaron, el pasado 25 de noviembre, en la lectura de su manifiesto: "ni oprimidas ni opresoras".