Jueves, 24 de enero de 2019
Las Arribes al día

Los vecinos de Bañobarez se quejan por un día más sin consulta del médico

El alcalde pide que se haga efectiva la atención sanitaria continuada en el consultorio local en los tres días programados
La puerta del consultorio de Bañobárez estuvo cerrada esta mañana / E. Corredera

Hoy viernes, un médico debía pasar consulta en Bañobárez, pero no ha sido así. Los vecinos del pueblo se han quedado un día más sin atención médica. Tampoco tuvieron el pasado lunes (por fiesta) con lo que sólo han podido ir a la consulta el miércoles. Solamente un día esta semana, cuando están programadas tres consultas a la semana. Además hoy no había cartel anunciador que previamente (días antes) se suele colocar a la puerta del consultorio avisando de la ausencia del médico. “Podrían avisar al Ayuntamiento el día antes”, se queja el alcalde, José María Regalado, que denuncia que esta situación, una sola consulta a la semana, se está haciendo habitual desde antes de Navidad en Bañobárez”. La semana pasada solamente hubo consulta el viernes, ni el lunes ni el miércoles.

El alcalde recogió esta mañana las quejas de los vecinos, “que han venido a reclamar, pues quieren recibir atención sanitaria y también que les hagan sus recetas”. Los pacientes han planteado la recogida de firmas, una medida que “el Ayuntamiento apoyará, por supuesto" manifiesta el alcalde. "Soy consciente que desde el centro de salud de Lumbrales poco pueden hacer porque están muy limitados, pero hay que solucionar esta situación” añade José María Regalado, que confía en que se convoque pronto un consejo de salud, del que forma parte, “para tratar este tema”.

Los vecinos de Bañobárez piden también que se respete el horario fijado para las consultas, pues hay muchos días que el médico llega a las 13 horas cuando la consulta está programada a las 10,30 horas. "Entendemos que hay pocos médicos, y que el nuestro es compartido con Olmedo y Fuenteliante, donde también hay residencias, pero hay que intentar cumplir los horarios" pide el alcalde.

Bañobárez no es el único pueblo de la zona del Abadengo afectado por la reducción de atención médica continuada, provovada por las tres vacantes por jubilacion aún sin cubrir. La situación se repite en Olmedo y Fuenteliante, que comparten el mismo facultativo, así como en las tres residencias de mayores ubicadas en estos municipios. En Olmedo ya es habitual una sola consulta a la semana, cuando son dos las programadas.

PROBLEMA INFORMATICO

Pero el problema en el ámbito sanitario en esta comarca no es solo la reducción de consultas en el último año, sino las deficiencias técnicas que se están produciendo en la atención a los pacientes. “Cuando no viene a la consulta el médico titular (algo frecuente por los descansos de guardias) el sustituto se encuentra con que no puede acceder al historial del paciente, por el mal funcionamiento de los medios técnicos informáticos” explica Juan Arroyo, vecino de Olmedo. Además hay días en que la impresora no permite imprimir las recetas. “Este es un tema ya denunciado a la gerencia de Atención Primaria y que aún no se ha solucionado” recuerda Juan Arroyo, presidente de la Union de Asociaciones de Mayores de la comarca de Vitigudino y miembro de pleno derecho del Consejo de salud de la zona de Lumbrales. Arroyo pide una reunión del Consejo de Salud, recordando que entre “las importantes funciones del Consejo de Salud” figura la de “canalizar cuantas iniciativas y sugerencias permitan promover una mejora de la atención y del nivel de salud de la Zona”.