Lunes, 27 de mayo de 2019

El pintor Manolo Morollón explica su obra ‘Sin título’ que se exhibe en el Museo de Salamanca

Los trabajos del artista guijuelense tienen como soporte el poliéster sobre el que investiga y plasma diferentes técnicas pictórico-fotográficas

Desde el pasado 18 de diciembre y hasta el próximo 3 de febrero se expone como ‘Pieza del mes’ la obra de Manolo Morollón ‘Sin título’, de 1983, realizada en un periodo de investigación plástica durante la década de los años 80 del pasado siglo y depositada por el artista en el Museo de Salamanca desde mediados de los años 80.

Este viernes, a las 18.30 horas, la explicación de la pieza del mes la hará el propio artista.

Los trabajos que Morollón realizó en estos años tienen como soporte el poliéster sobre el que investiga y plasma diferentes técnicas pictórico-fotográficas.

En la compleja factura de la obra presentada como Pieza del mes el artista siguió estos pasos:

Sobre papel vegetal impregnado de tinta china trabajó las texturas mediante frotado o raspado, en ocasiones utilizó materiales orgánicos como panas, cartones, maderas… cuyas tramas quedan impresas.

Esa obra se pasa a poliéster mediante heliografía y se revela al amoniaco.

El color son cretas y lapiceros.

Para concluir la obra, ser adhiere a un tablero de ocumen pintado de blanco, lo que dará luminosidad al ser el poliéster translúcido

La obra expuesta fue presentada en el I Salón independiente de pintura, exposición que tuvo lugar a finales de 1983 en el Museo de Salamanca; la muestra reunió a diez jóvenes artistas salmantinos: Aníbal Núñez, Carlos y Uje Civieta, Asenjo, Beneitez, Pancho Fernández, Fernando Amigo, Gasco y Manuel Hernández, además de al propio Morollón. Tras esta exposición algunos de los artistas depositaron o donaron obras al Museo, algunas de las cuales están expuestas en la Sala VII.

Notas sobre Manolo Morollón

Nacido en Guijuelo en 1952, en su adolescencia se traslada a Salamanca. Es un autodidacta que pasó por la Escuela de Artes y Oficios de forma esporádica, su conocimiento se asienta en la práctica del arte y en la lectura de libros de arte y la continua visita a museos y exposiciones.

En 1971 expuso por primera vez, en Salamanca, a esta sucedieron otras muchas en diferentes lugares de la geografía española y europea.

Su inquietud artística le llevó a abrir la galería de arte Rayapunto en 1999, año en el que también creo el Grupo 21, formado por artistas salmantinos de larga trayectoria.

En los últimos años, además de la pintura, su obra se ha enriquecido con otros materiales: el barro y el hierro.

La Colección de La Junta de Castilla y León cuenta con obra de este artista.

La vinculación de Manolo Morollón con el Museo de Salamanca va más allá de la faceta puramente artística, durante varios años fue dibujante de arqueología, habiendo contribuido con ello a la divulgación científica de algunas de las piezas y yacimientos más importantes de la provincia, como es el caso del yacimiento de Siega Verde.