Jueves, 24 de enero de 2019

“Una gota de sangre es capaz de infectar cientos de granjas con el virus de la Peste Porcina Africana”  

El experto José Manuel Sánchez Vizcaíno destaca a las moscas como uno de los focos de transmisión de la enfermedad que más deben preocupar a los veterinarios
Sánchez Vizcaíno (izda.), durante la conferencia en el Colegio Veterinario de Badajoz. Foto: @Colvetba

José Manuel Sánchez Vizcaíno, catedrático de Sanidad Animal en la Facultad de Veterinaria de la  Complutense de Madrid y director del Laboratorio de Referencia de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) para Peste Porcina Africana (PPA), ha destacado la capacidad que tiene “una simple gota de sangre en la transmisión del virus de la africana”, durante una conferencia sobre la Peste Porcina Africana en el salón de actos del Colegio Veterinario de Badajoz.

Según palabras de Vizcaíno, “una simple gota de sangre puede infectar cientos de granjas, ya que este virus es 100 veces más potente que el de la fiebre aftosa”, el siguiente virus en la escala de peligrosidad que más preocupa a los responsables de la sanidad animal mundial. Por ello, la africana es actualmente, “el problema de salud animal que más preocupa a la Unión Europea”, explicaba Juan José Badiola, presidente del Consejo General de Colegios Veterinarios, hace unos meses, informa http://www.diarioveterinario.com

En este sentido, Sánchez Vizcaíno insistió a los veterinarios que extremen las medidas para evitar dejar rastros de sangre cuando trabajen en las explotaciones ganaderas, y así minimizar los riegos de entrada de la Peste Porcina Africana en España.

Por otro lado, el experto en PPA destacó a las moscas como uno de los focos de transmisión de la enfermedad que más deben preocupar a los veterinarios. “Las moscas transmiten el virus con las patas, porque las patas llevan restos de la sangre allá donde se posan. Por ello, es importante que se utilicen medidas para evitar que estén presentes donde se esté manipulando sangre”. 

Vizcaíno habla desde la experiencia del brote de Peste Porcina Africana que se produjo en Extremadura en 1960 y que se prolongó hasta 1995, donde detectaron que la mayoría de las explotaciones ganaderas alrededor del primer foco fueron infectadas a través de las moscas. El veterinario también hizo un llamamiento a que los veterinarios extremaran las precauciones con la “comida de los trabajadores”, otro de los puntos clave de transmisión de la enfermedad, ya que muchos provienen de países del Este donde la enfermedad es endémica.

Por último, invitó a los presentes a que se quiten el miedo de informar de los focos que puedan suceder, “porque en esta profesión es en el único sitio que no se quiere ser el primero, sino el segundo, y esa situación nos pone en riesgo a todos”. Vizcaíno hizo hincapié en que “un solo foco es controlable, dos también, pero ya más de dos…”