Lunes, 27 de mayo de 2019

Lorenzo Santolino mantiene el ritmo en el Dakar y sigue entre los 15 primeros

La tercera etapa del rally ha sido la más dura hasta ahora, con el abandono y retraso de muchos pilotos, siendo Santolino undécimo en la etapa y décimotercero en la general
El piloto salmantino se está adaptando bien a las dunas sin ningún percance grave

Tercera etapa del Dakar para Lorenzo Santolino que ha protagonizado este miércoles otra gran actuación. La tercera etapa, de casi 800  kilómetros entre especial y enlace, ha sido una auténtica criba que el salmantino ha pasado con nota. Muchos pilotos han visto enterradas sus opciones en las dunas pero el piloto de Guijuelo sigue adelante.

Tras su espectacular actuación de la segunda etapa, Santolino se enfrentaba este miércoles a un nuevo reto. La carrera tomaba su orden  habitual y las motos volvían a salir delante, sin la ventaja de pisar terreno por el que ya hubieran pasado los coches. El recorrido llevaba a los pilotos desde San Juan de Marcona a Arequipa, 331 kilómetros de especial y 467 de larguísimo enlace.

Santolino ha partido en el puesto 14, bastante cerca de los principales favoritos. Y ha protagonizado otro gran arranque. En el primer waypoint era quinto y en el segundo llegaba con el séptimo puesto… y a partir de ahí ha desaparecido. La debacle de otros pilotos ha hecho temer por la situación del salmantino. Barreda ha abandonado atrapado en la arena, el último ganador, Walkner, ha perdido mucho tiempo, Toby Price también, igual que Brabec… todos los favoritos estaban cayendo. Alivio al saber que la ‘desaparición’ de Santolino se trataba de un problema con el ‘transponder’ que permite transmitir sus tiempos. 

Al final, undécimo en la etapa (su mejor puesto) y decimotercero en la general; segundo español a cuatro minutos del primero, Oriol Mena (Hero); y primer piloto de Sherco. La victoria, para Xavier de Soultrait (Yamaha), mientras que el gran golpe a la carrera la dan el nuevo líder, Pablo Quintanilla (Husqvarna) y Kevin Benavides (Honda), segundo.

“Etapa muy complicada, puntos de navegación difíciles en la primera zona rápida. Luego entrábamos en  unas dunas, ha empezado a bajar la niebla y me he tenido que quitar las gafas porque no veía nada bien, me he parado incluso a limpiarlas. En una zona de valles he dudado, había muchas trazas, he buscado donde no era… al final he entendido donde estaba el rumbo bueno, he ido y he acabado encontrando el trazado bueno, aunque he perdido unos minutos. Luego he ido cogiendo ritmo, he navegado bien hasta el repostaje. Contento con el día a pesar de los errores, me falta un poco de confianza, pero el resto todo en orden: ninguna caída y moto bien”.

La cuarta etapa se disputa mañana, día 10 de enero entre Arequipa y Moquegua, con 405 kilómetros de especial y 106 de enlace para las motos. Es la primera parte de la etapa maratón, en la que Santolino como el resto de pilotos no podrá tener ayuda mecánica y saldrá ‘con lo puesto’a la quinta etapa para otros 345 kilómetros de especial y 431 de enlace: 1.200 kilómetros en dos días.