Jueves, 23 de mayo de 2019

Alicia García destaca la consolidación del nuevo modelo de atención a la salud mental

La Consejera de Familia visita la sede de la Asociación de Familiares y Personas con Enfermedad Mental de Salamanca, tras su ampliación
Visita de la consejera a la sede de AFAMC que cumplen 27 años. Fotos: Alberto Martín

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Alicia García, ha visitado este miércoles las instalaciones de la Asociación de Familiares y Personas con Enfermedad Mental de Salamanca, AFAMC, tras la ampliación que refuerza la zona infanto-juvenil y la destinada al desarrollo de itinerarios personalizados de empleo en salud mental, con una inversión de 45.000 euros procedentes del IRPF.

La consejera, acompañada del delegado de la Junta, Bienvenido Mena y del presidente de la Diputación, Javier Iglesias, agradeció a la asociación su invitación a este centro, recordando que cumplirá en junio 27 años de “trabajo, esfuerzo y avances en la enfermedad mental”. Además, reconoció el trabajo de salud mental como referente en la atención y apoyo a las personas con discapacidad “consiguiendo avances, normalizar la enfermedad y la inclusión, por lo que hay que felicitarlos”.

Castilla y León cuenta con unas 29.000 personas con discapacidad por enfermedad mental, más de 4.000 en la provincia de Salamanca, por lo que  la consejera ha resaltado el compromiso de la Junta con la consolidación de un nuevo modelo de atención a la salud mental.

Más de 2.000 contratos a personas con discapacidad

Además del apoyo a las entidades de salud mental con más de 6,2 millones de euros aportados por la Consejería -medio millón corresponden a Salamanca-, García destacó que el pasado año se aumentó la financiación a estas entidades en un 2,5% y otro 2,5 % en los conciertos. Además, 4.000 personas se benefician del modelo integrado de atención a las personas con enfermedad mental aprobado en 2016; del ‘I Plan Estratégico de Igualdad de Oportunidades para las personas con discapacidad’ de 2017 y de la ampliación de la red de recursos y a la apuesta por el empleo.

Este modelo, manifestó, cuenta con seis residencias con 241 plazas; 21 centros de día con cerca de 900 plazas y 344 plazas de viviendas financiadas con fondos públicos; a los que se suman los 30 equipos de promoción de la autonomía personal, conocidos como EPAP, que cuentan con 76 profesionales que atendieron el pasado año a 1.638 usuarios, 714 de ellos con enfermedad mental grave y prolongada.

Los itinerarios personalizados de inserción, a los que la Consejería destinó en 2018 más de 4,5 millones, permitieron, en 2017, más de 2.000 contratos de trabajo para personas con discapacidad, un 26 % más que en 2016. El 36 %, 740 contratos, fueron para personas con discapacidad por enfermedad mental. 

“El Pacto de Estado contra la Violencia de Género no corre peligro”

La consejera también ha hecho referencia a la violencia de género, afirmando que en Castilla y León se sigue trabajando en la atención a las víctimas, además de sensibilizar a la población, detectar y prevenir “desde un modelo integrado que incorpora a todos los agentes”. García aseguró que el Pacto de Estado contra la Violencia de Género, promovido por el Gobierno del PP, “no corre peligro, tiene una validez absoluta”.

Fotos: Alberto Martín