Jueves, 24 de enero de 2019

Quinta Las Velas, tempranillo con la esencia de Arribes

Nueva cata de la Asociación Cata Añada y que tiene en esta ocasión a Javier Bragado como director y un vino nacido en tierras de Ahigal de los Aceiteros

Hoy, la asociación enológica CATA AÑADA  presenta una de sus catas, de mi mano como  director, en ese caso se trata de un vino de la DO Arribes del Duero:

La asociación enológica Cata Añada nos presenta esta semana una nueva cata con Javier Bragado como director y con uno de los vinos que se producen en tierras salmantinas, concretamente en Las Arribes del Duero. Se trata de Quinta las Velas Tempranillo 2015, un vino que nace de las tierras de Ahigal de los Aceiteros de la mano de dos apasionados del mundo de la enología. La Bodega Quinta las Velas está inscrita en la DO Arribes y el vino que nos toca ha obtenido en esta cata un ‘excelente’ con 91 puntos.

Quinta las velas, tempranillo 2015

El proyecto Quinta las Velas nace como consecuencia del amor y la pasión por el vino de Mari Carmen y Enrique. Tienen una explotación pequeña, en la que imperan el primor y el deleite por las labores del cultivo tradicional.

Su actividad se desarrolla en Ahigal de los Aceiteros (Salamanca), en la raya con Portugal y en la zona Sur del Parque Natural Arribes del Duero. Ahigal es un pueblo privilegiado en su emplazamiento, en su climatología, en la calidad de sus productos mediterráneos como olivos, almendros, higueras o vid.  

Con su vino han sellado un compromiso con una tierra y sus gentes que recibe  un reconocimiento, renaciéndose y renovándose con cada nueva cosecha, unido a la sabiduría enraizada en esta tierra, se aúnan  los conceptos contemporáneos del cultivo ecológico. Ese buen hacer se acomoda a la producción de la uva, en la que se conjugan el cuidado de las cepas y las labores con azada, eliminando tratamientos químicos que las condiciones de la zona hacen innecesarios.

Este convencimiento lo aplican a la elaboración del vino de una manera artesanal, pero aprovechando los avances técnicos, obteniendo vinos sin filtrar ni clarificar.

Actualmente Quinta las Velas elabora vino crianza cien por cien tempranillo, saliendo al mercado exclusivamente en las añadas que superan la exigencia de calidad establecida, en este caso se han empleado para su crianza, barricas de roble francés de 2º año de uso. 

LA CATA

ASPECTO: Capa alta, color picota, ribete purpura, limpido y brillante.  

OLOR: Aroma intenso a copa parada, a copa movida los  propios de la madera, tostados y frutos rojos.

SABOR: Alcohol muy bien integrado, retrogusto largo y afrutado. Tanino algo áspero.

 

RELACION CALIDAD/PRECIO: 9,92 EUROS/ EXCELENTE

PUNTUACION:91

00-60 DEFECTUOSO

61-70: REGULAR

71-80: CORRECTO.

81-85: BUENO.

86-90: MUY BUENO.

91-95: EXCELENTE.

96-100: EXTRAORDINARIO.

 

VARIEDAD: Tempranillo.

GRADUACION: 14º %

CONSUMO: Entre  15-17 ºC

MARIDAJE: patatas meneadas, Quesos semicurados de Hinojosa, platos de cuchara como legumbres, asados y embutidos.

En la gran mayoría de las casas de Las Ahigal de los Aceiteros disponían de bodegas subterráneas, en las que los viticultores elaboraban sus vinos, después los vendían en la zona, regidos por una “asociación de medidores”  desplazándose con animales de carga, como los mulos, burros…. que utilizaban también para las labores del campo.

Después se crearon cooperativas vitivinícolas. En el 1992 se comenzaron las andaduras para crear Arribes del Duero, la idea era unificar todas las bodegas en una con modernas instalaciones, no se consiguió la unión pero el resto sí. Los socios vienen de tradición familiar vitivinícola. Después de muchos años de lucha y en parte gracias a esta bodega se crea la Denominación de Origen Arribes.

LA DENOMINACION DE ORIGEN

El 24 de septiembre de 1998, fue otorgado el calificativo “Vino de la Tierra de Arribes del Duero”. Esta Asociación, tras años de esfuerzo, unificaba así dos zonas de tradición vitivinícola localizadas entre Zamora y Salamanca, y vinculadas geográficamente por el recorrido fluvial del Duero. El 27 de julio de 2007 se obtiene la Denominación de Origen Arribes.

Dirección de cata, Edición y fotografía: Javier Bragado.