Lunes, 27 de mayo de 2019
Bracamonte al día

Medio centenar de niños participaran en una Cabalgata con renovada imagen y manifiesto en la plaza de España

PEÑARANDA | Visita a las dos residencias, encuentro en el Centro Social con las familias y la gran Cabalgata, principales asuntos en la ‘agenda real’
La Cabalgata de Reyes partirá a las siete y media desde el pabellón Miguel Ángel Jiménez Barcala. Foto: Archivo
Peñaranda se prepara para recibir con honores este viernes  a sus Majestades los Reyes Magos de Oriente, quienes desembarcaran un año más en la ciudad para iniciar una importante agenda que se desarrollara durante dos intensos días, culminando el sábado con un gran desfile.
 
El concejal de festejos, Francisco Díaz, avanzaba que la Cabalgata de este año estrena temática en la decoración de las carrozas, centrado en la Doctora Juguetes, y en las que viajaran cerca de medio centenar de niños en representación de los tres colegios de la ciudad.
 
Grandes tronos y música acompañaran la comitiva, a la que se unen un año más los Bomberos de la ciudad, participando con sus vehículos especialmente adornados, además de un autobús clásicos fletado por la empresa peñarandina Viajes Toursan.
 
Será a las siete y media de la tarde cuando eche a andar el cortejo desde el pabellón Miguel Ángel Jiménez Barcala, para iniciar un recorrido que les llevara por la calle Nuestra Señora y culminara en la plaza de España, en la que tendrá lugar la presentación de Melchor, Gaspar y Baltasar, además de la lectura de su manifiesto a todos los niños y familias desde el balcón central del Centro de Desarrollo Sociocultural.
 
Este será el acto final de un programa que llevara a los monarcas hasta la residencia Sagrado Corazón de Jesús, este viernes a las 18 horas, mientras que a las 19:30 horas, en el Centro Social, tendrá lugar la tradicional y multitudinaria recepción real, en la que podrán participar todos los niños, haciéndoles entrega de sus cartas o deseos tanto a ellos como a los pajes y ayudantes.
 
Ya el sábado, y también a las seis de la tarde, sus majestades visitaran la residencia San Pedro Advincula, para posteriormente desplazarse hasta el pabellón e iniciar el desfile.