Jueves, 23 de mayo de 2019
Ciudad Rodrigo al día

Las obras de la Rúa del Sol encaran su ‘recta final’ a la espera de solventar las complicaciones surgidas

Se está buscando un modelo de piedras que no se encuentra y será necesario sustituir parte de las losas colocadas en la bóveda

Las obras de renovación del tramo de la Rúa del Sol comprendido entre la confluencia con las calles Muralla y Enrique Zarandieta, y el Revellín de San Andrés están ya en su recta final. Durante estos días, los operarios que están trabajando en la operación desde el mes de octubre están procediendo a colocar (en las inmediaciones del Revellín de San Andrés) los últimos adoquines que conformarán la calzada.

Sin embargo, para dar por finalizadas del todo las obras, será necesario solventar dos complicaciones que han surgido. Por un lado, se han agotado las existencias de uno de los modelos de piedra que se estaba utilizando, y ahora el Ayuntamiento está intentando encontrar el mismo modelo. Por el momento, en los puntos donde irán esas piedras se ha extendido tierra de forma provisional.

Por otro lado, será necesario levantar parte del suelo de la bóveda de la Rúa. Tal y como han podido comprobar todos los que han transitado por allí durante estas semanas, en la bóveda se han colocado dos modelos de baldosas con acabado superficial diferente (se puede apreciar en la imagen que aparece en primer lugar en la galería).

Según apunta el delegado de Obras Joaquín Pellicer, tras completarse uno de los laterales con el modelo ‘original’ y empezar a componer el otro con este mismo modelo, los operarios empezaron a colocar por error un modelo diferente. Cuando se detectó el error, ‘ya era tarde’, decidiéndose completar de forma provisional el enlosado para que se pudiera reabrir al tránsito la bóveda. Ahora, tocará sustituir esas losas erróneamente colocadas porque “no se puede dejar así”, como señala el propio Joaquín Pellicer.