Lunes, 27 de mayo de 2019
Alba de Tormes al día

“El EIR me cambió la vida”

Entrevistamos a Rebeca Sánchez Pérez, la joven albense que ha conseguido el segundo premio ‘Especialista EIR’
Rebeca Sánchez Pérez

El Colegio Oficial de Enfermería de Sevilla convocó en 2015 los ‘Premios Especialistas EIR’.  Esta modalidad, que recientemente ha celebrado su cuarta edición, está dirigida a enfermeros que tras concluir sus estudios en el último año académico en cualquiera de los centros sanitarios de Sevilla tengan la mejor trayectoria y aprovechamiento en su periodo como residentes de Enfermería. Hablamos con Rebeca Sánchez Pérez, especialista en Enfermería Obstétrico - Ginegológica (matrona).

¿Por qué elegiste esta profesión?

Elegí un trabajo apasionante. Sin duda una de las mejores decisiones de mi vida.  Desde pequeña me he sentido muy atraída por el mundo sanitario, cuando jugaba con mis muñecas siempre había una malita a la que tenía que cuidar. Además, el embarazo me apasiona desde que tengo uso de razón, si en una película salía una mujer embarazada tenía que quedarme a verla hasta el final, era irrebatible.

¿Qué te atraía de la enfermería?

Mi vocación como enfermera es ayudar a los demás, sentirme útil entregándome a mi pacientes y eso podemos hacerlo en cualquier especialidad. Nunca debemos de olvidar lo afortunados que somos, nuestra labor es curar, aliviar y consolar; algo increíble.

Ahora cursas tercero de Psicología ¿Por qué?

Considero que entender el comportamiento humano y los pensamientos que lo generan es una herramienta muy útil para mi profesión.

¿Cuáles son tus áreas de interés dentro de enfermería?

Siempre me he sentido muy atraída por el área de la maternidad y de los cuidados paliativos, paradójicamente el acompañamiento en el principio y el final de la vida. En aquellos casos en los que pensamos que ya nada es necesario se pueden hacer grandes cosas, Ayudar a una persona a morir en paz y dignamente puede llegar a satisfacer tanto como un nacimiento siempre que aprendas a ver la muerte como una fase más de la vida.

“Gracias a la especialidad disfruto aún más de mi profesión”

Recientemente te has especializado para ser matrona. ¿Por qué?

Acompañar diariamente a las parejas en el momento más mágico de sus vidas no tiene precio, después de dos años me sigo emocionando. La matrona no solo realiza el seguimiento del embarazo y asiste el parto, sino que es la enfermera especializada para la atención de la mujer a lo largo de su vida, trabajar con este colectivo me encanta.

¿Por qué decidiste especializarte?

Es una salida estupenda, y estoy segura de que será el futuro de nuestra profesión. Gracias a las especialidades evolucionaremos y brindaremos cuidados de mayor calidad, nuestros pacientes no se merecen menos. Aunque avancemos lentamente debemos de seguir luchando por el reconocimiento de las especialidades de enfermería, por una sanidad de cuidados seguros.

Ser enfermero generalista supone sobrevivir a cada contrato, y aunque salimos adelante no podemos saber todo. Gracias a la especialidad me siento segura de mi trabajo, voy sin miedo a cada nuevo contrato y disfruto aún más de mi profesión.

¿Consideras que no especializarse es quedarse a medias?

Considero que la mayoría de mis compañeros estarían encantados de poder especializarse, pero para ello se necesita una gran inversión económica en formación que no les permite asegurarse que trabajarán de aquello para lo que se especialicen, esta es la realidad. Además el acceso a las plazas es complejo, mucha demanda y poca oferta.

¿Cuál ha sido tu calificación para que tu expediente haya sobresalido?

Excelente.

¿Qué es lo que más te ha gustado de la especialidad?

Mi formación y la gente con la que la he compartido. El EIR me cambió la vida, independencia, nueva ciudad, nueva casa, compañeros de piso y compañeros de trabajo que se convirtieron en amigos.

¿Contemplas la posibilidad opositar, trabajar en el extranjero o ser cooperante?

Actualmente estudio en mis ratos libres para la oposición de matrona. No descarto la cooperación, es algo que tengo pendiente. Opositar para conseguir mayor estabilidad, actualmente dispongo de movilidad geográfica pero supongo que algún día me gustará asentarme. En cuanto a la cooperación considero que son experiencias que no solo te enriquecen a nivel profesional sino también personal haciéndote reflexionar de lo afortunados que somos realmente.

¿Cómo te ves dentro de 20 años?

Trabajando como matrona, adoro la parte asistencial de la profesión. También me gusta mucho la docencia y la investigación, así que intentaré aprovechar oportunidades en ambos campos.