Miércoles, 23 de octubre de 2019

Variopinta y reivindicativa tertulia taurina en Aldeadávila

Intervinieron el escritor Toño Blázquez, los toreros Damián Castaño y José Rubén; el presidente de CARTE, Ramón Rey, y la novel escritora taurina Noelia Crespo 
Mesa de participantes en la tertulia de la Asociación Taurina Cultural de Aldeadávila

Ayer domingo, se celebró en Aldeadávila de la Ribera una tertulia taurina en el que intervinieron distintos representantes relacionados con el espectáculo taurino, ofreciendo y cariz multidisciplinar muy entretenido.

El escritor Toño Blázquez presentó en el acto su libro El veneno del toro y otras bajas pasiones. Memorias, obra que lleva a los aficionados por toda la provincia, ofreciendo encuentros literarios sobre la tauromaquia salmantina de los años 80-90, reflexionando sobre los momentos actuales y delicados por los que atraviesa la fiesta de los toros y que, sin embargo, encuentra en los núcleos rurales su abrigo más tradicional y valioso.

Esta Primera Tertulia Taurina Navideña ha sido organizada por la joven Asociación Cultural Taurina de Aldeadávila, presidida por Jaime González, localidad arribeña con una amplia tradición taurina, pues por San Bartolo, finales de agosto, allí se ofrece un amplio catálogo de festejos taurinos, encierros y novilladas, unas fiestas patronales que giran, como en tantos otros pueblos de nuestra provincia, en torno a las emociones que desprende el toro bravo.

Intervinieron en la tertulia, que estuvo muy bien organizada y decorada al detalle por la Asociación, Toño Blázquez, el matador de toros Damián Castaño, José Rubén, el torero del pueblo y socio de honor del colectivo, Ramón Rey (presidente de CARTE), experto en correr encierros de ‘gran cilindrada, como los de Pamplona o San Sebastián de los Reyes y presidente de la Asociación de recortadores de España, y Noelia Crespo, joven aficionada e incipiente escritora taurina.

El acto, acompañado con una espléndida exposición de fotografía taurina de gran formato del joven aficionado Adrián Casado, se celebró en los salones del Restaurante El Paraíso, comenzó pasadas las seis de la tarde y fue presenciando por un nutrido grupo de aficionados que plantearon sus opiniones y reivindicaciones al final del coloquio. La asociación ofreció después un generoso convite a los asistentes.