Lunes, 27 de mayo de 2019

 “Hace siete años que vi en Chaves un torero diferente”

La Peña del torero de Ledesma celebra su Junta Anual y Toño Blázquez presenta su libro ‘El veneno del toro y otras bajas pasiones’

Chaves recibió un capote de brega obsequio de sus peñistas

La Peña Taurina Domingo López Chaves, de Ledesma, celebró este sábado Junta de su Directiva en la que, en presencia de un grupo de socios, se leyó el acta anterior, como es preceptivo, por el presidente de la peña, Luciano Sánchez. Se puso en conocimiento de los asistentes las cuentas a día de hoy por parte de Francisco Monzalvez, se pasó a ruegos y preguntas y seguidamente se dio cuenta de una comida servida en el restaurante Rocal, de Ledesma.

 A los postres, el presidente presentó el acto dando la bienvenida a los asistentes  e intercalando una breve entrevista con el titular de la Peña, al que se hizo entrega del regalo de un capote de brega, y con su nuevo apoderado, el matador de toros salmantino Andrés Sánchez.

Sánchez declaró que, como apoderado, le hacía mucha ilusión llevar los asuntos profesionales de Chaves y que él ya había percibido un cambio en el torero hace siete años, aunque la afición lo ha hecho hace apenas dos.

Por su parte, López Chaves se extendió en una reflexión sobre su nueva etapa como  matador de toros “que adquiere, dijo, nuevos bríos y energía en esta nueva relación profesional. Quiero entrar en carteles de corridas fuertes en plazas de primera, como Madrid, Sevilla, Pamplona y plazas de referencia de Francia en las que ya he triunfado. Me encuentro con fuerzas para afrontar estos retos”.

Chaves se mostró agradecido con sinceridad a su peña y seguidores de Ledesma, y les animó a que siguieran confiando en él.

‘El veneno del toro y otras bajas pasiones’

Por su parte, Toño Blázquez realizó una breve presentación de su libro, comentando algunas partes de su última obra. En este sentido, señaló que “se recogen las vivencias taurinas de las décadas de los 80 y 90, cuando más espléndida era nuestra feria de la Virgen de la Vega en cuanto a número de festejos y éxitos de los toreros de aquella época. Se cortaron en aquellos tiempos varios rabos. Lo hicieron El Soro a un toro del ‘Rubio de Golpejas’, Manzanares a otro de Justo Nieto o Julio Robles. A finales de los 80 de despide Capea en olor de multitudes, se corta la coleta aunque vuelva dos años después, es la irrupción de Ojeda… En el libro no se habla de estrellas sino de personales peculiares de la fiesta que permanecen por lo general en la oscuridad de la trastienda. Y no faltan las anécdotas graciosas de una profesión seria.

 En la capital, las Peñas se unen en una Federación, nace la Escuela de Tauromaquia y el Museo taurino, que cumple ahora 25 años… Son acontecimientos esenciales en la tauromaquia salmantina.

Blázquez aludió también a sus dedicaciones como actor y poeta y despidió el acto con un poema dedicado al toro y firmó varios libros a los aficionados.

  • Un momento del coloquio, López Chaves habla sobre su nueva temporada; escucha su nuevo apoderado (al fondo) Andrés Sánchez. En primer plano, el Presidente de la Peña Luciano Sánchez.